5 cosas que tenés que saber sobre Girlboss de Netflix

Jenny Cascante González
Jenny Cascante González

 

 

Adulthood is where dreams go to die

Mi primer acercamiento con Sophia Amoruso sucedió cuando leí su famoso best-seller #Girlboss. El libro (publicado en mayo del 2014), es un trabajo autobiográfico donde Sophia relata la historia de cómo inició su negocio de venta de ropa en eBay pasando luego a Nasty Gal, su propia empresa.

Básicamente, logró algo que cualquier persona emprendedora sueña en algún momento de su vida: monetizar su mejor talento. Antes de ser famosa, Sophia empezó a bucear en tiendas de ropa de segunda mano, en busca de prendas en buen estado y generalmente de marcas reconocidas para modificarlas y darles un toque hipster-chic, acorde a las tendencias del momento y que llamaran la atención de compradoras.

Sophia Amoruso
Sophia Amoruso

Después de leer #Girlboss, fue natural para mí seguirla en redes sociales donde ya estaba posicionada como referente del emprendimiento femenino e incluso fue llamada la Cenicienta Tecnológica por The New York Times.  Su iniciativa no se quedó con el libro, pues utilizó a Nasty Gal como trampolín para crear Girlboss Foundation, una organización que brinda ayuda económica a mujeres que poseen proyectos en diseño, moda, música y arte. Actualmente, Sophia organiza los Girlboss Rallies, eventos donde las asistentes tienen oportunidad de conocer dichos proyectos y participar activamente dentro de una comunidad de mujeres con sus mismos intereses.

Sophia Amoruso en Girlboss Rally. Los Angeles. Foto por Laura Pardo
Sophia Amoruso en Girlboss Rally. Los Angeles. Foto por Laura Pardo

Cuando Netflix anunció en febrero de 2016 que estaban trabajando junto a Kay Cannon (Pitch Perfect, 30 Rock, New Girl) en una serie basada en #Girlboss, naturalmente me emocioné. Después de todo, no todos los días un libro que me gusta es llevado a la pantalla y en mi formato favorito, a pesar de que no soy particularmente entusiasta por las series de Netflix (con algunas excepciones)

Es por eso que hoy te comparto 5 cosas que tenés que saber sobre la serie Girlboss. Si ya la viste, me gustaría conocer tus impresiones.

1. Libro vs serie

No quiero caer en el insufrible cliché que presenciamos cada vez que aparece una adaptación televisiva o cinematográfica de una obra escrita, sin embargo, considero importante mencionarlo. En primera instancia, esta advertencia está presente al inicio de cada capítulo: la serie está libremente basada en el libro. Y con eso ya se entiende que lo que estamos a punto de ver es 80% ficción y 20% hechos reales.

Claro que muchas de las situaciones que Sophia enfrenta en el show sí sucedieron en la realidad (robos y un problema de salud bastante serio, por mencionar un par), pero toda la temporada está repleta de momentos “vacíos” creados exclusivamente para rellenar mientras sucede la siguiente sacudida.

Mientras el libro puede percibirse como motivacional, la serie es a ratos más floja de lo deseable.

#Girlboss y Nasty Galaxy, de mi colección

2. El imperio Nasty Gal

Como mencioné brevemente al inicio, Nasty Gal es el negocio que catapultó a Sophia hacia la estratosfera comercial, donde disfrutó un buen período rodeada de éxito: fundadora, CEO, autora reconocida, icono y modelo a seguir de cientos de mujeres jóvenes y ambiciosas.

Hasta que las cosas empezaron a agitarse en el 2016, mismo año en que anunciaron la producción de Girlboss en Netflix. No quiero ahondar en este tema, pues siento particular interés en ver si en algún momento la serie explotará las situaciones legales en las que se ha visto involucrada Amoruso. Tampoco quiero colocar aquí spoilers innecesarios para quienes no están familiarizados con la historia reciente.

Girlboss
Girlboss

3. Personajes

Britt Robertson (Tomorrowland) interpreta a Sophia. Su caracterización ha sido objeto de crítica y reseñas, pues le incorpora cierto carácter fastidioso a su personaje. Esto no es necesariamente malo, pero no termina de cuadrar como algo atractivo.

Ellie Reed es Annie, la mejor amiga de Sophia. Annie es, a mi criterio, el personaje que salva muchas de las escenas. Su desenfado y simpatía fungen como un equilibrio necesario para los momentos abrumadores.

Annie y Sophia en Girlboss
Annie y Sophia en Girlboss

Johnny Simmons (a quien siempre recordaré como Neal en Scott Pilgrim vs The World) es Shane, el interés romántico de Sophia. Aun cuando en ciertos momentos es el estelar junto a la protagonista principal, me parece un personaje desperdiciado y aburrido.

Dean Norris es el papá de Sophia y el actor con más kilometraje del elenco. Es conocido por su interpretación como Hank Schrader en Breaking Bad y James Ronnie en Under The Dome. También participó en Lethal Weapon 2 y Terminator 2. Sus intervenciones en Girlboss son pocas, pero sustanciosas. Simplemente se nota que es una persona con mucha más experiencia actoral.

Finalmente, RuPaul Andre Charles interpreta a Lionel, el gentil y simpático vecino de Sophia. Resulta llamativo ver a RuPaul en un papel completamente alejado a lo que le conocemos en RuPaul’s Drag Race. Sin duda, una nueva etapa en la vida profesional de esta querida celebridad, pues posiblemente lo veremos próximamente en otras producciones similares.

RuPaul
RuPaul en Girlboss

4. Vestuario y banda sonora

Con todo y lo medianamente amateur de la serie, hay que resaltar la cuidadosa selección de vestuario. El fichaje de Audrey Fisher como diseñadora de vestuario fue un gran acierto, pues logra acomplar de forma sutil la personalidad de cada personaje con su atuendo.

Girlboss
Girlboss

Audrey Fisher tuvo oportunidad de trabajar en la primera temporada de The Man in The High Castle y también en True Blood. Para crear el vestuario de Girlboss, Audrey se inspiró en prendas únicas y verdaderas del clóset de Sophia Amoruso.

La banda sonora en Girlboss posiblemente es mi aspecto favorito de la serie porque la considero perfecta. En el primer episodio logramos escuchar a Bikini Kill, y en los siguientes suenan bandas memorables como Le Tigre y Yeah Yeah Yeahs entre otras. Todo un homenaje al Grrl Power.

Girlboss
Girlboss

5. El narcisismo millennial

En los últimos años, las series y películas que giran alrededor de jóvenes en sus 20’s nos han enseñado que las nuevas generaciones exudan una auto confianza que pone a temblar a cualquiera.

Recordemos los inicios de Girls, cuando Hanna estaba segura de ser “la voz de su generación”, o Broad City donde sus protagonistas proclaman sin reserva que son imperfectas pero felices. Love, otra serie digna de figurar en cualquier lista de cringe comedy tampoco se queda atrás, con Mickey y sus profundos desarreglos emocionales que admite sin reservas. Master of None, You’re The Worst… todas son series donde el optimismo está disfrazado de cinismo y donde la mayor reflexión yace en el ego de sus personajes.

Girlboss
Girlboss

Girlboss resulta incómoda en esos momentos donde quizá nos sentimos molestos por la impertinente insistencia de una chica que se considera demasiado especial mientras hace cosas que no requieren mayor ciencia. Que esto sea también una oportunidad para recordar que los tiempos cambian y que el término “éxito” se regenera más rápido de lo que esperamos y que la tele puede siempre ser un reflejo de lo que nos rodea.

Comments

comments

More from Jenny Cascante

Checklist: Series nacionales

Yo no tuve cable sino hasta el año 2006 pero siempre me...
Read More

Comenta acá