Atomic Blonde: Acción, música, 80’s, pero ¿y la historia?

Daniel Matarrita
Daniel Matarrita

 

 

 

Vivimos en un presente conocido como “el mundo post Wonder Woman”. El cual parece olvidar las heroínas principales de muchas series y películas de los últimos años: Korra, Arya, Rey, Eleven, Furiosa. No me lo tomen a mal, disfruté mucho Wonder Woman (mucho más de lo que esperaba) pero no veo justo encasillar lo que se está viendo en estos tiempos.

Bueno, esto creo que puede explotarse para otro momento pero era necesario ya que tenemos la reseña de una de las películas que más estaba esperando desde que vi el primer tráiler.

Una película de espías, Charlize Theron una vez más en una película de acción, situada en los 80’s, durante la guerra fría, con música de Queen y New Order y dirigida por uno de los directores de John Wick (y la esperada Deadpool 2). Era todo lo que ocupaban decirme para ganar mi atención. Aparte de eso súmele el hecho de tener a Toby Jones, James McAvoy y John Goodman y ya me la habían vendido.

Después de esperar un poco más de lo que hubiera querido, logré ver la película y bueno, no fue exactamente lo que estaba esperando.

En 1989, pocos días antes de la caída del Muro de Berlín, la agente del MI6, Lorraine Broughton, tiene una misión en la que tiene que recuperar una lista que contiene el nombre de todos los agentes de campo en la Unión Soviética.

Quiero empezar hablando de lo bueno porque les prometo que no odié la película.

Atomic Blonde
Atomic Blonde

Para empezar, Charlize Theron. ¡Jesús! Qué mujer.

Esta mujer en serio que con cada año que pasa mejor se ve. Incluso aquí muestra un sex appeal que va mucho con el personaje que interpreta. Pero, no es solo esto. Qué mujer, que sí puede actuar en una película de acción. Aparte de hacer muchas de las escenas de acción, las cuales son muchas y de muy buena calidad (hablaremos de esto más adelante), sus escenas más tranquilas por así decirlo, ella brilla y nos demuestra por qué con 42 años sigue siendo una de las actrices más sobresalientes en la industria.

De igual forma, James McAvoy quien interpreta a David Percival, un contacto en Berlín que ayuda a Lorraine en la búsqueda de la lista. Una vez más es bien recibida su actuación alternando entre el humor y una actuación más reservada, después de todo es un hombre con secretos, como cualquier otro en esta situación.

Otro punto importante es la parte visual. Desde la cinematografía que le da uso al contraste entre los exteriores grises de los edificios y los tonos blancos de la recurrente nieve, como los colores brillantes de neón en los sets del cuarto de Lorraine o las discotecas. La película por su cuenta se ve increíble.

La edición es otro punto sobresaliente. En su mayoría al esconder cortes en las escenas de acción, todo para que se sienta como si muchas escenas fueran hechas en una sola toma, con técnicas similares a las vistas en Birdman, por ejemplo.

Y claramente la dirección de David Leitch, quien una vez más nos enseña la forma correcta de dirigir escenas de acción. Tomas largas, con buenas coreografías y excelente trabajo de los dobles para crear momentos y peleas que se sientan reales.

Algo que ya había mostrado en John Wick y que se está perdiendo en muchas películas de acción de la actualidad es mostrar a nuestro héroe (o heroína en este caso) en momentos vulnerables en una pelea. Si bien, al final de la pelea, es muy posible que nuestro protagonista sea el vencedor, nunca está de más ponerlos en aprietos y sentir un peligro real. Después de todo son personas al final.

Hay una escena en el tercer acto de la película en la que Lorraine tiene que pelear contra cuatro agentes de la KGB, dos en el piso de abajo y dos en el piso de arriba, esto en un edificio evacuado completamente. Esta escena nos puede recordar la famosa escena del pasillo en la segunda temporada de Daredevil ya que, como dije anteriormente, fue montada y grabada como si fuera una sola toma. Todos estos 8 minutos se sienten reales, con los actores perdiendo el aire, tambaleándose al levantarse y seguir peleando, todo esto sin una nota de música. Solamente los efectos de sonido de golpes y disparos.

Y al terminar esto, una escena de persecución similar a lo visto en la escena de la emboscada de Children of Men, con una cámara en el centro del auto y dando vueltas mostrando lo que debería importarnos en dicha persecución.

Con todo lo mostrado tanto en John Wick como aquí, no podría estar más emocionado en ver lo que va a proponer para Deadpool 2.

Y bueno, el último punto importante a relucir aquí es el glorioso soundtrack que tiene. Si bien ya habíamos escuchado a Queen y New Order en el trailer como mencioné anteriormente, no se queda ahí. Con David Bowie, Nena, Peter Schilling, The Clash, Falco y más música que nos recuerda esa gran época llena de sintetizadores en la radio. ¿Quién se hubiera imaginado que Father Figure de George Michael iba a ser una selección acertadísima para una escena de acción?

Ok, ahora la parte con la que tuve problemas y por la cual no pude disfrutar completamente esta película. De hecho es interesante como es solo un punto pero es el más importante.

La historia intenta ser demasiadas cosas al mismo tiempo, cosas que por cierto ya hemos visto muchas veces, y falla bastante en esto. Al intentar varios giros argumentales al mismo tiempo, para sorprender al espectador, se enreda en su propia premisa y no hace más que confundirnos y cerrar la película con un sinsabor en la boca.

Al igual, ningún personaje llega a sobresalir en la película. Incluso para escribir el nombre del personaje principal tuve que buscarlo. Así de poco impacto tuvieron dichos personajes. Siendo solo el personaje de McAvoy del cual recuerdo el apellido, esto solo por la única razón de que lo repiten muchas más veces que de lo que repiten el nombre del personaje de Charlize.

Atomic Blonde
Atomic Blonde

En fin, Atomic Blonde tuvo el potencial de ser recordada tal y como ahora recordamos John Wick, pero falló miserablemente con su guión decepcionante e historia que se complica a si misma y nos termina llevando a un final sin mucha gracia.

Calificación: 6.5

Comments

comments

More from Daniel Matarrita

Swiss Army Man: Una joya incomprendida

      Yo ya había hablado de lo original e inesperadas...
Read More

Comenta acá