Battles + Paradise Phantoms @ Teatro Barceló, Madrid, 17-09-2016

eugenio-zazzaraSi no fueran los Battles, al ver el crash de la batería subido tan alto me vendría que pensar en una banda de inútiles, que se fijan más en sorprender de alguna manera al público que en lo que más importa. Y lo mismo me valga decir por las zapatillas de Ian Williams, una versión deportiva, grosera y macarra de los zapatos de Dorothy en “El mago de Oz”.

Pero luego escuchas una versión arrolladora de ‘Atlas’ y te acuerdas de que éstos son los BATTLES, son unos monstruosos, unas máquinas del escenario: en breve, una de las bandas más originales que hayan salido de los años 2000. Y el comentario se hace aún más válido al verlos en vivo: las fallas que quizás se puedan encontrar al escuchar sus discos (lo de ser repetitivos, monótonos quizás, y de sacar temas todos muy parecidos en su estructura) se convierten en otro punto de fuerza al escucharlos en directo.

Battles en Madrid 2016

Se transforman en himnos tribales y marciales contundentes, de los que o bailas y saltas encima de estas balas rítmicas o te mueres acribillado.

Battle en Madrid 2016

Incluso el par de errores que sufren los tres en el escenario no hace otra cosa que acercárnoslos y volvérnoslos más terrestres, como cuando dos bucles, lanzados cada uno por un guitarrista, no se sincronizan, o como cuando Dave Konopka se olvida de un par de compases. Pero tiene sus razones, el hombre, si es sincero cuando dice que aún se está llevando encima el Negroni que bebió anteriormente.

Ian Williams y sus maravillosas zapatillas inquietas

No fuera suficiente el tener que gestionar el panel de control de un centro de mando de la NASA en el escenario, los tres encuentran el tiempo de gastar bromas y bailar todo el tiempo. Ian Williams más que nadie: sus zapatillas le tienen que encantar, evidentemente. Aparte de la guitarra, para jugar con el sonido se apaña con un par de teclados montados con las teclas hacia el público (casi como si fueran a caerse) y con unos botones que tiene debajo de los pies y que son otra ocasión más para lucir sus calzados flamantes.

Dave Konopka

Konopka, en el lado izquierdo, lleva tareas de guitarra y bajo, pero se destaca especialmente por agacharse e ir manoseando encima de una mesa de pedales que son como las piezas de un puzzle, sin contar con lo de estar al tanto de los bucles también.

Battles en Madrid 2016

John Stanier

El que más tradicional lleva el concierto es el baterista, John Stanier, y aún así en él se habrán fijado por más tiempo los ojos del público, tanta era su entrega, su tesón y la violencia con la que sacudía, torturaba y machacaba al conjunto de piezas, sin olvidarse al crash en las nubes, por supuesto. Y él era el más responsable del bacanal tecnológico, orgiástico y goliárdico al que nos sometieron los americanos.

Battles en Madrid 2016

Y nosotros bien felices de dejarnos destrozar por una actuación tan impresionante, por un sonido tan cautivador. Entre los temas propuestos por la banda, un coctel bien mecido de canciones del último álbum ‘La Di Da Di’ y del anterior ‘Gloss Drop’ (incluyendo al single ‘Ice Cream’, con la voz de Matias Aguayo en el fondo), hasta remontar la discografía de trece años y llegar a ‘B+T’, desde su primer EP. El episodio más contundente de todos, sin embargo, fue justamente durante el bis, cuando juegan la carta ‘The Yabba’ y derriban al Barceló.

¡Mención especial por los teloneros!

Los Paradise Phantoms que tocan una especie de funky al estilo Funkadelic (o los últimos Daft Punk, por quedarnos más cerca), con la novedad de hacerlo con un dj en lugar de la batería, dando a la actuación un sabor más electro. El bajista, que desde lejos se parece un poco a Bob de Twin Peaks, tiene su punto y, pasando por encima al hecho de que las frecuencias de bajo y beats solapaban creando un ruido de superposición excesivo, no estuvieron nada mal como hors-d’œuvre ¡Enhorabuena a los Paradise Phantoms!

Paradise Phantoms

 

 

Comments

comments

Written By
More from badhairdays

Punk Hair Days: 10 grupos de punk rock contemporáneo que tenés que escuchar

  Por Alejandro Cháves @alechavs   Realmente no puedo decir que soy...
Read More

Comenta acá