Películas que hay que ver: Tangerine, otra gran representación del Movimiento LGBTI

elena-faba

La primera vez que me encontré con Tangerine, no tenía idea de lo que me esperaba. Sabía que la película había tenido gran revuelo en festivales por haber sido filmada únicamente con iPhone 5s; pero no sabía mucho más de su contenido. Ese día mi novio y yo queríamos ver algo gracioso y light, entonces recordé la existencia de Tangerine y me atreví a ver el trailer; fue en ese preciso momento en el que sabía que TANGERINE estaba en mi lista de “Películas que hay que ver” y a continuación les comparto por qué.

 

Tangerine cuenta una historia sencilla, cómica, abrumadora, pero profunda

Cuando Sin-Dee Rella (Kitana Kiki Rodriguez), una prostituta transgénero de Los Ángeles, regresa a su “bloque” después de haber pasado 28 días en prisión, se encuentra con su colega y amiga Alexandra (Mya Taylor) en un restaurante de donas del sector en que trabajan par ponerse al día con los últimos acontecimientos, Alexandra -por error- le pasa el chisme de que su novio (y proxeneta) Chester (James Ransone) le está siendo infiel con una mujer real fish = cisgénero (no transexual).

Esto dispara en Sin-Dee un remolino de emociones, lo cual la lleva a buscar sin tregua a la supuesta amante de su novio, solo para darse cuenta que estaba envuelta en un embrollo mayor y más doloroso de lo que pensaba.

Al mismo tiempo, un taxista que gusta de la compañía de mujeres trans (aunque esté casado con una mujer cisgénero), se ve envuelto en una subtrama de engaño y desilusión que se desarrolla y se entrelaza con la historia principal de Sin-Dee.

Una producción de bajo presupuesto con resultados de película

Cuando Sean Baker empezó con el proyecto de Tangerine, poco sabía en lo que realmente su nueva película de bajo presupuesto se iba a convertir. Con la ayuda del escritor, director, productor y actor, Mark Duplass, obtuvo $100.000 para filmar el proyecto; que en un principio solo iba a tratarse de dos personas que pasaban tiempo en el restaurante de donas de esa esquina.

Baker decidió que se iba a gastar esos $100K en locaciones y (más o menos) cast y extras, en lugar de equipo y personal y decidió que grabaría todo con 3 iPhone 5s, muchas baterías “Mophie” y la app de FiLMiC Pro .

¿Qué convirtió a Tangerine en todo un fenómeno del Movimiento LGBTI?

Como hablábamos anteriormente, Sean Baker no contaba con el presupuesto como para contratar a Jared Leto para que actuara como transexual, y supongo que tampoco lo quería (recordemos que la aparición de Leto en Dallas Buyer’s Club fue bastante criticada por el Movimiento LGBTI).

Anne Marie Fox / Focus Features

En su lugar, Baker -que además no tenía claro qué historia iba a contar- pasó mucho tiempo en la locación, donde conoció a Mya Taylor, que ya era amiga de Kitana Kiki Rodriguez (ambas mujeres transgénero)  y fue allí donde supo que esas iban a ser las protagonistas de Tangerine. Verdaderas mujeres transgénero de la zona, sin experiencia anterior en actuación (mucho menos para la pantalla grande) y con muchísimas historias que contar. De hecho, la historia central de la película se basó en historias que Rodríguez, Taylor y otras actrices y actores de la película compartieron con el director. Por lo tanto, el guión es en gran parte orgánico, así como las actuaciones y situaciones.

Tangerine: El uso de las redes sociales a favor del ahorro de presupuesto

Además de contar con Taylor y Rodríguez como protagonistas de Tangerine, Baker buscó a gran parte de su cast por medio de Instagram y Vine; y el poderoso soundtrack de la película fue elegido por medio de Soundcloud, lo cual fue sumamente beneficioso para ahorrarse algunos dólares y al mismo tiempo llamar la atención de los medios y festivales.

Pero, principalmente si algo nos deja esta película es la inclusión de historias de ambientes poco reflejados en el cine (incluyendo el cine más indie), la presencia de actuaciones poderosas de mujeres transgénero y actores/actrices sin experiencia alguna en cine (lo cual también fue un tema súper beneficioso de grabar con iPhone y poco personal -no intimidar al “talento”-) lo cual le dio ese sentido orgánico tan profundo a Tangerine, y una historia sencilla, cotidiana pero de gran valor emocional. Definitivamente una película para agregar a la lista de películas por ver s te gusta el drama, la acción moderada y a comedia (¡y además apoyás el movimiento LGBTI!).

Comments

comments

Written By
More from Elena Faba

Top 10: Personajes cristianos de la TV

Cada vez es menos común encontrar personajes explícitamente cristianos en series de...
Read More

Comenta acá