Veep: una conversación con Selina Meyer

Sergio Beeche Antezana
Sergio Beeche Antezana

 

 

Son las tres de la tarde y la ex presidenta de los Estados Unidos entra en la pequeña sala que hemos preparado para ella. Detrás suyo, un hombre con un maletín café trastabilla y la sigue; es su asistente, Gary.

Selina Meyer revisa con sus ojos las cuatro paredes, hace un disimulado gesto de asco y nos encuentra con la mirada. Sonríe. Sus dientes son tan brillantes que reflejan un poco la luz blanca de los bombillos.

Le agradecemos que haya encontrado tiempo para que le hagamos unas preguntas y ella murmura para sí misma algo como “tiempo… no había de otra… ”. Su asistente hace una torcedura extraña con la cabeza y parece respirar muy fuerte en el cuello de la ex presidenta. Ella nos saluda y dice nuestro nombre.

Veep
Veep

Veep ya tiene seis años al aire, con dos premios Emmy en el bolsillo (por sus temporadas cuatro y cinco; sus mejores) y una séptima temporada garantizada para volver en su canal, HBO para el 2018. Creada originalmente por Armando Iannucci y supervisada ahora por el veterano en comedia, David Mandel, el sexto año de la serie se encuentra en su recta final y en su mejor momento con respecto a su audiencia y la crítica.

Bad Hair Days: Preparamos unos bocadillos y café o té, si gusta usted o cualquiera de su equipo.

Selina Meyer: Gracias, pero estoy en una dieta de veinticuatro horas de agua solamente. Siempre y cuando no esté llena de partículas de cloro, tomaré un vaso de agua. Pero gracias. Los demás no quieren, están haciendo su trabajo.

Veep
Veep

BHD: Felicitaciones por sus logros y el reconocimiento que se le ha dado luego de tan solo un año en la presidencia. Un récord.

SM: Sí, pues, bueno, yo… prefiero verlo como el mejor año que pudo haber tenido el país en cuestión de gobierno fuerte y estable. Nuestras metas se fueron cumpliendo a cabalidad y mi salida, aunque desafortunada, me abrió las puertas a concentrarme en ciertos aspectos de mi vida ahora que seré… abuela.

BHD: Este ha sido su resurgimiento de su imagen ahora con el libro que publicará y las maneras en que la están homenajeando. ¿Piensa que puede incursionar en una renovada carrera política o se mantendrá fuera de la vida pública?

SM: No. Este, yo… No pienso salir de la vida pública. ¡La gente quiere saber qué pasará conmigo! (Risas). Eh, no, sí… quisiera colaborar con las poblaciones de estu… adultos mayores y darles el apoyo con mi nueva fundación para la cual estamos buscando fondos y… sí… en África o por ahí. ¿Hace calor aquí?

–Gary saca un pequeño ventilador de baterías y lo sostiene a unos centímetros del rostro de la presidenta Meyer.–

Veep
Veep

BHD: Podemos abrir la puerta, si gusta. Bien… Hábleme de su equipo. Este año están todos un poco más dispersos geográficamente y ahora Jonah Ryan es parte del Congreso. Eso le ha dado un poco de debilidad al ensamble actoral que hacía tan sólida su serie.

SM: Pues, preferiría no hablar del mono gigante con cerebro de maní que ahora parece que quiere pasar legislaciones que hasta un elefante bebé tendría más inteligencia para formular. Su ridícula calva le terminó de sacar las ideas que tejían las arañas en su cabeza; pobres bichitos. No. Ahora mi equipo hace su trabajo como yo les pido y no siento que… aunque Ben y Kent ahora solo parecen estar tiradotes para aconsejar a ese cabeza de chorlito de Jonah. –Hace una pausa y una cara de disgusto.– ¿Decías?

BHD: Con la historia de Veep fuera de la Casa Blanca y con un nuevo año que vendrá, ¿cómo ve que los personajes de su serie vayan a sobrevivir por sí solos y siempre ser parte de un ensamble a su alrededor? Sue, por ejemplo. desapareció.

SM: Porque son un montón de inútiles que… Pues, es algo en lo que podemos trabajar y podemos explorar las vidas que tienen fuera de la oficina y demás. Siempre y cuando el foco de atención no se desvíe mucho de mis esfuerzos por mantener una imagen viva y los… esfuerzos que hago por ayudar a los demás con mi experiencia y bagaje… mjmm, sí.

Veep
Veep

BHD: ¿No le parece que, con todo y los altibajos de esta temporada, su serie sigue siendo una de las mejores actuadas y escritas, en especial con sus chistes y maneras de abordar la política gringa?

SM: (Sonríe pícaramente). Podrás decir todo lo que quieras, pero siempre estaré orgullosa de mi equipo de escritores que nos dan el mejor material con el cual trabajar. Montón de antisociales que tienen las mejores ocurrencias en diálogos. Pero no hay que olvidar que mis chistes también vienen de la improvisación y espontaneidad. ¿Verdad, Gary? No subestimemos el poder de mis dotes actorales. Por algo tengo ñsftresftcincomil Emmys. –Gary asiente y vuelve a hacer un movimiento extraño con su cabeza.–

BHD: En todo caso, la serie se ha vuelto un poco más serializada de lo que era antes. Con un arco narrativo más evidente y continuidad que debemos seguir, a diferencia de los primeros años que eso apenas se notaba.

 SM: Pues, la televisión es sobre las personas. Nuestros equipo se encarga de seguir un camino que permanezca claro ante el público que debe entender y respetar las historias que mostramos. Es algo así como cuidar a la audiencia que nos ha apoyado y que se ha interesado por el camino que yo demostré como ejemplo de primera ciudadana y que ahora puedo transmitir y compartir a partir de mi experiencia.

Veep
Veep

BHD: ¿Cree que durante los momentos de más vulnerabilidad es cuando se dan las mejores secuencias de la serie en lugar de los que parecen caricaturizarla un poco más de la cuenta? Este año, especialmente.

SM: Jamás. Yo siempre soy la misma en todo momento. Por supuesto que tengo mi vida privada, pero soy transparente cuando se trata de hablar con las personas que me apoyan. Gary, ese ventilador estúpido ya no me está refrescando, busca otra solución. Este lugar está por derretir mi corazón de hielo. (Risas). –Gary suelta una carcajada y saca un fólder para abanicarla.–

BHD: ¿Y qué podemos esperar de un siguiente año para Veep? ¿Cree que ya va siendo tiempo de que la serie termine?

SM: ¡No! Estamos en nuestro mejor momento. Parece mentira que apenas hayamos ganado premios como mejor serie dos veces. A veces el mundo no es justo con las personas que lo merecen, ¿no? (Risas). ¡Hablo de mí! *En susurros: Ya me aburrí. Alguien que me saque de aquí. Oh, ¿alguien me llama?

Veep
Veep

BHD: Gracias por su tiempo y conversar con nosotros. ¿Algún comentario final o palabras para sus seguidores?

SM: (Levantándose incómoda). Sí, pues, la próxima no sientan tanta libertad en escoger un lugar sin ventilación. Y a mis seguidores: los amo. Traten de no tocarme mucho en eventos públicos y sigan apoyando las buenas obras que tenemos planeadas y muchas más que vendrán. God bless America y a mí misma. Adiós.

Gary, sácame de aquí, creo que eché raíces de tanto sudar. La humedad hará que mis pies saquen frutos del olor a frijol de esas empanadas.  

*Por su brevedad, esta entrevista fue transcrita tal y como sucedió en nuestra grabación. —BHD

Comments

comments

More from Sergio Beeche Antezana

Star Trek (2009)

    Por Sergio Beeche Antezana   Allá, en el 2009, cuando...
Read More

Comenta acá