Star Trek Beyond

BHD_sergio-beeche

 

 

Por Sergio Beeche Antezana

 

No hay de otra. Hay que aceptarlo y caer, con todo, en la fórmula nebulosa, entretenida y superficial de la mano productora (Bad Robot) que trae estas entregas supuestamente frescas y renovadas de la saga espacial más interesante. La saga que, pienso, más cariño se le puede tener y expresar, en especial por la premisa inicial que posee. Star Trek, en su esencia, no debería ser más que una visita a un futuro lejano y las características, paradojas y contradicciones que este tendrá.  Ahora, con el nuevo “episodio” de la saga, la fórmula que había tenido éxito se repite, con unas cuantas mejorías y aspectos que se pueden rescatar.

Star Trek Beyond es de naturaleza episódica. Una aventura diferente para los personajes conocidos, pero sin una continuidad o desarrollo de las anteriores a esta o hacia la cuarta secuela ya planeada. Entre tanta acción (bien hecha, pero no tan bien filmada y demasiado prolongada) los momentos de silencio y de profundidad en los interesantes temas que plantea el guion son de menor tiempo que el que se utiliza para avanzar la trama. El filme comienza con un genial monólogo del Capitán Kirk sobre su cuestionamiento interno y existencial al estar en la misión de cinco años en la que embarcó la Enterprise. ¡Es ahí donde están los destellos y momentos de excelencia! ¿Por qué no dejarlos correr unos pocos minutos más? ¿Por qué no permitir que los diálogos vayan más allá de la simple narrativa de punto A al punto B? ¿Dónde quedó el subtexto existencial de la ciencia-ficción?

star-trek-beyond-1
Star Trek Beyond

Claro que no todo está perdido. Por una parte, el cambio de visión en la dirección es evidente en las largas y contemplativas tomas de Justin Lin que se fluyen como en círculos sin detenerse, pero que admiran las inmensas ciudades y paisajes espaciales. Mientras Lin no se repite a sí mismo en sus técnicas de filmar acción, sus imágenes evocan bien las emociones internas del filme. Por otro lado, el guion de Simon Pegg y Doug Jung hace que la historia suceda de manera que la tripulación, luego de ser atacada, se separe. Así, la narración permite, durante el segundo acto, el intercambio de dinámicas y diálogos interesantes entre los personajes que volvemos a ver luego de un tiempo, pero durante el cual ellos han convivido juntos. Ahí está, también, el aprovechamiento de los detalles más pequeños que el libreto crea: cuando ningún elemento introducido a lo largo del filme se desperdicia y se utiliza, más bien, de manera ingeniosa.

star-trek-beyond-2
Star Trek Beyond

Luego, la atención importante que se le da a los personajes secundarios es parte de una mayor intención de mostrar la historia como un grupo de exploradores y no solo con el capitán de protagonista. La nave y su tripulación son los protagonistas. Por eso se agradece (además de los rostros conocidos de Chris Pine, Zachary Quinto, Karl Urban y Zoe Saldana) la nueva y genial presencia femenina de Jaylah (Sofia Boutella), el tiempo extra con Sulu (John Cho) y el siempre tan carismático y bien diseñado Pavel Chekov (Anton Yelchin, quien murió antes de haber estrenado el filme, haciéndola una de sus últimas apariciones en cine). Resultan agregados a un todo que representará la intención de darle más validez a un equipo que busca estar unido de nuevo, no solo por la separación física que la historia crea, sino de la distancia emocional, también.

Con Star Trek Beyond (y con la próxima que estrene) no pensaba exigir mucho.

star-trek-beyond-3
Star Trek Beyond

Entonces, hay que admitirlo: es un rato súper agradable de entretenimiento que, por más que sea solo eso, hay que saber disfrutar por sus mejores partes y no esperar mucho más que la diversión pasajera que hablamos en las dos reseñas anteriores. Incluso siendo Idris Elba el villano más débil (y, paradójicamente, el más interesante) de las tres películas, los méritos de esta tercera parte la hacen destacar ante sus predecesoras, aunque todas caigan en demasiada secuencia innecesaria de acción. Por eso, si aman Star Trek y el universo que ha construido a través de los años, pueden amar, fácilmente, esta poco publicitada película; si apenas comienzan el viaje con los personajes actuales, déjense llevar por la aventura que ahora ofrece Beyond, pero traten de apreciar bien los momentos de verdadero contenido que busca un poco más de profundidad e introspección, antes del ruido y los disparos.

(Al menos hasta que Bryan Fuller llegue y —¡ojalá!— nos sorprenda con la nueva serie que tiene preparada.)

Calificación: 7

Comments

comments

More from Sergio Beeche Antezana

BrainDead llega con hormigas que comen cerebros

    Por Sergio Beeche Antezana   Ya habían comenzado a preparar...
Read More

Comenta acá