Bill Murray: 5 películas para ver en maratón

*Ilustraciones por Maru Ugalde.

Antes de ir al grano, demos una vuelta en el tema y preguntémonos: ¿Existe alguien que odie a Bill Murray?

Para la mayoría de nosotros, Bill Murray es casi un ser celestial, fuente incalculable de buenos recuerdos y humor, el vecino que todos querríamos tener, el amigo simpático que vemos en películas y con quien saldríamos a tomar una cerveza, el hombre que aunque tiene edad para ser nuestro abuelo, muy seguramente tiene una vida más animada que la de muchos.

Y es que son múltiples los relatos de personas que aseguran que la espontaneidad de Bill Murray en persona no dista de la que hemos visto en el cine: llega a fiestas sin invitación, se toma selfies con los fans, le lee poemas a trabajadores en una construcción, conversa, siempre tiene algo interesante qué decir, en fin, que es una persona realmente agradable.  Sobrepasando al personaje, Bill Murray ha logrado lo que muchos desearían: absoluta simpatía.

Para mí, Bill Murray es esencial, es el actor en quien confío tanto que forma parte de mi decisión para ver una película: si él está, debe ser increíble (a excepción de Garfield, ¿en qué pensabas, Murray?) Si sos fan, seguro estás asintiendo con la cabeza porque si un día nos lo topáramos en la calle, lo saludaríamos como si fuera un conocido de toda la vida.

Aprovechando que hoy 4 de diciembre, se estrena en Netflix A Very Murray Christmas, te comparto esta lista de 5 películas de Bill Murray para ver en maratón. Una selección especial (aunque podrían ser 10 ó 40) donde podrás admirar distintas facetas de este increíble y famoso actor.

5. Ghostbusters (1984)

El Murray chistoso

BM_GB

La fama de Los Cazafantasmas lo precede pues, para algunos, esta película representa el primer acercamiento con Bill Murray y su característico estilo. Escrita por Dan Aykroyd y Harold Ramis, es una comedia con tintes de terror que gira en torno a eventos supernaturales donde Bill Murray interpreta al Dr. Peter Venkman, quien junto a sus colegas parapsicólogos Ray Stantz (Dan Aykroyd) y Egon Spengler (Harold Ramis) trabajan como cazadores de fantasmas. Es fascinante notar cómo con todo y la presencia de Aykroyd y Ramis, Bill Murray logra resaltar a su personaje, gracias a una magnífica y memorable interpretación, logrando posicionarlo como uno de los favoritos de este filme y su secuela de 1989. Cabe mencionar que el alcance de Ghostbusters ha sido tan contundente e importante para la cultura popular, que inspiró series animadas, disfraces, referencias en otras películas y, claro, Ghostbusters 3 que se estrenará en el 2016 la cual será protagonizada por Kristen Wiig y Melissa McCarthy entre otras.

ghostbusters

4. Groundhog Day (1993)

El Murray sarcástico

BM_GD

Una de las favoritas. El día de la marmota narra cómo Phil Connors, un meteorólogo misántropo y narcisista, se queda atrapado en un día que se repite una y otra vez (incluso el director de la película, Harold Ramis, afirmó una vez que Phil pasó 10,000 años en el loop).  En Groundhog Day, un gran porcentaje del preso interpretativo recae en Murray; su personaje es memorablemente ácido y amargado pero aun así no resulta difícil sentir simpatía por él y desear que, finalmente, pueda salir de su estado repetitivo y deprimente.   Groundhog Day es, también, una película con moraleja: al final triunfará el bien, y esa será la principal motivación para redimirse.

groundhog-day

3. The Life Aquatic with Steve Zissou (2004)

El Murray extravagante

BM_LA

Bill Murray es Steve Zissou, un excéntrico oceanógrafo que busca vengar la muerte de su mejor amigo en las fauces de un tiburón amarillo al cual llama “el tiburón jaguar”.  Dirigida por Wes Anderson, The Life Aquatic es quizá una de las películas más hermosas que he visto en toda mi vida y aparte de ser mi favorita de este director, la guardo con especial cariño.  No es sorpresa que Bill Murray sea uno de los actores consentidos de Wes Anderson, pues desde la película Rushmore (1998) religiosamente lo incluye en el reparto de todas sus películas, como protagonista o como actor secundario.  Steve Zissou es una parodia-homenaje al célebre explorador marino Jacques-Yves Cousteu, a quien está dedicada la película. Un reparto envidiable que incluye algunos otros actores predilectos de Anderson como Owen Wilson, Willem Dafoe y Anjelica Huston, junto a una banda sonora magistral y perfecta, hacen de The Life Aquatic una opción imperdible para maratonear. Si bien es cierto, podría incluir acá varias (o todas las) películas de Wes Anderson, la magia de este director prefiero reservarla para un artículo aparte.

life-aquatic

2. Lost in Translation (2003)

El Murray melancólico

BM_LT

Al día de hoy, Lost in Translation no es la única relación que tienen Sofia Coppola y Bill Murray, gracias al especial navideño de Netflix, “A Very Murray Christmas”, pero por mucho tiempo lo fue. Lost in Translation es una película preciosa, cuenta con una fotografía y ambientación extraordinarias muy en el estilo de Coppola, donde el escenario se convierte irremediablemente en un personaje adicional. Además, tiene a Scarlett Johansson como co-protagonista de Murray, quien interpreta a un actor viejo y sin ilusiones llamado Bob Harris, que viaja a Tokyo para participar en un anuncio de Whisky.  En esa ciudad, conoce a Charlotte (Scarlett Johansson) y a pesar de las eminentes diferencias que los separan (generacional, estilo de vida, etc) llegan a construir un lazo emocional sustentado por sus personalidades solitarias. Lost in Translation es un buen ejemplo de un fenómeno muy comentado en internet: El Murray Triste. Otra muestra interesante de esto es la película Broken Flowers (2005), dirigida por Jim Jarmusch donde el personaje de Murray (Don Johnston) guarda muchas similitudes con Bob Harris.

lost-in-translation

1. Caddyshack (1980)

El Murray absurdo

Caddyshack es una comedia deportiva cuya sencilla historia refleja muy bien el tipo de chistes que abundaban en los 80’s, al lado de cómicos cotizados de aquel momento: Chevy Chase y Rodney Dangerfield.  Otra película donde Harold Ramis como director, recluta a Bill Murray en un papel estelar. Estrenada en el mismo año que Bill Murray abandona su puesto como actor regular en Saturday Night Live, su participación como Carl Spackler en este filme se siente como una seguidilla de sketches y peculiaridades aprendidas en la escuela de SNL.  Me parece particularmente rescatable un hecho real de la vida de Murray y que puede relacionarse con Caddyshack: durante su adolescencia, trabajó como Caddy en un campo de golf para pagar sus estudios en el colegio y aunque en Caddyshack interpreta a un jardinero obsesionado con los topos, se empezaba a notar una pasión por la actuación que desarrollaría óptimamente más adelante.

caddyshack

En la actualidad, y a pesar de su fama, Bill Murray se las ha ingeniado para llevar una vida con perfil bajo y algo alejado de Hollywood. No tiene agente o manager que le informe de papeles disponibles, lo cual le ha costado su ausencia en producciones famosas, es casi como si solo sus amigos cercanos pudieran localizarlo para invitarlo a leer sus guiones y consecuentemente, formar parte de sus películas.

Pero aun cuando en la vida real pueda pasar como un viejo mañoso y ermitaño, en Internet las cosas son muy diferentes; incluso nos da lecciones de vida para (quizá) llegar a ser tan fantásticos como él.  Finalmente, para responder la interrogante al inicio de este artículo: ¿Existe alguien que odie a Bill Murray?, la respuesta es: No. Todos lo amamos. Siempre.

 

Para más opciones de “películas para ver en maratón” podés leer las de Kristen Wiig y las de Paul Rudd.

Comments

comments

More from Jenny Cascante

Flashbacks: My so-called life

Casi cualquier persona que creció viendo tele en los noventas, podrá mencionar...
Read More

Comenta acá