10 antihéroes que amamos y odiamos

antiheroes_tv

Algo extraordinario que ha definido y caracterizado la evolución de la televisión de una primera y segunda era dorada (la primera era enmarcada por ahí de los años 50 con series como “I love Lucy” y la segunda, caracterizada por series tipo Twin Peaks. X-Files y Buffy en los 90s), es la creación de personajes mucho más complejos: con historias profundas, con razonamientos éticos cuestionables, con personalidades fuertes y poco predecibles. Esta pluri-dimensionalidad de personajes nos introduce en un conflicto que rompe las barreras de la pantalla chica, el establecimiento de relaciones de amor-odio hacia ciertos seres ficticios semi-reales. Nos identificamos con algunos de sus pensamientos, de vez en cuando justificamos sus acciones, nos ponemos en sus zapatos. A veces nos recuerdan a alguien que conocemos o hasta a nosotros mismos, y la construcción es tan fuerte que nos permite desarrollar juicios éticos hacia los mismos.

Entre estos personajes encontramos una gran gama de protagonistas anti-héroes y anti-heroínas principales, cosa que no habíamos visto antes. En las series tradicionales tenemos protagonistas cuya finalidad es resolver un conflicto, por ejemplo, en las series detectivescas contamos con personajes movidos por ansias de justicia cuya finalidad es resolver conflictos. En esta era, podemos ver muchísimas series donde sus protagonistas a veces resuelven conflictos (otras veces, los crean), pero su motivación no siempre es la justicia ni la bondad: a veces su motivación es el ego, las ansias de poder, o la simple atención. Por lo cual no nos decidimos por amarlos o por odiarlos, y esta relación con los personajes se me hace extremadamente interesante. Por lo tanto, me dispongo a hacer una corta lista de algunos personajes anti-héroes que amamos y odiamos a la vez.

1. Jamie Lannister – Game Of Thrones

Conocido como el “King’s Slayer” o “Matarreyes” debido a que durante su vigilia como Guardia del Rey en el conflicto Baratheon – Targaryen, Jaime asesinó al Rey Loco, Aerys Targaryen, rompiendo los votos que había hecho alguna vez y perdiendo todo el honor ante el mundo. Lo que la gente en Westeros ignora, es que Jaime le salvó la vida a miles, ya que las últimas palabras del Rey Loco fue comandar que todo King’s Landing fuera quemado. Ante esto Jaime actúa asesinándolo, lo cual todo Westeros (incluyendo al intachable Ned Stark) despreciaría por siempre. En este caso Jaime fue un héroe anónimo, que tuvo que elegir entre su honor y su palabra y el bien común. Decisión de la cual no se arrepiente, pero que cargará por el resto de su vida. Por otro lado, Jamie Lannister tiene uno que otro terrible defecto. Primero, tiene relaciones sexuales con su hermana, la malvada reina Cersei Lannister, y es el padre de sus hijos (herederos de Robert Baratheon). De muchas maneras esto es inaceptable: primero, es su hermana; segundo, desafió y rompió su lealtad hacia su rey, Robert Baratheon. Por Cersei, Jaime ha cometido atroces crímenes, y tenemos que admitir que al principio nos parecía un completo douchebag, pero conforme lo vamos conociendo descubrimos que Jaime es un hombre con un corazón enorme. Ama a Cersei de una manera sincera, y también ama a su hermano Tyrion, siendo el único familiar que siente cariño hacia el pobre enano. Inclusive, en un acto de honor salva la vida de Brienne, y reconoce su valentía. En el imaginario de los fanáticos de Game Of Thrones, todos desearíamos que Brienne de Tarth y Jaime Lannister terminaran estando juntos.

JAIME_LANNISTER

 

2. Nancy Botwin – Weeds

Nacy es una “mini Walter White”. Después de la muerte de su esposo, se ve obligada a buscar algún oficio para poder mantener a sus dos hijos y su estilo de vida en un barrio acomodado de los suburbios en Agrestic, California. Se mete al negocio de la venta y distribución de la marihuana, y se da cuenta de que realmente es buena en lo que hace. Al principio de la serie vemos a una Nancy muy diferente a lo que se va convirtiendo con el paso del tiempo. Pasa de ser una mamá entregada a su familia y una mujer felizmente casada (viuda) y fiel, a convertirse en una mujer promiscua, manipuladora, violenta, e irresponsable. Sus hijos, en especial Shane, se convierten en jóvenes bastante perdidos que quieren seguir los pasos de su mamá. Nancy Botwin podrá ser todo lo que digan, pero al final del día ella va a sacrificar todo lo que tiene por el bien  y la unión de su familia.

nancy

3. Tony Soprano – The Sopranos

Una de las series que marcó la entrada a la tercera era de la televisión es “The Sopranos” , en 1999, que nos presentaría a uno de los primeros antihéroes televisivos de la época: Tony Soprano, jefe de la mafia. Tony era un hombre muy complicado y complejo, y de hecho, esta característica fue la que abre el conflicto principal de la serie: Tony decide ir a terapia psicológica, ya que sabía que tenía ciertos demonios internos con los que debía batallar. Un hombre bastante violento, mentiroso e infiel con su esposa Carmela. Un hombre que quiere superar un conflicto más grande que los conflictos del día a día en la mafia: Una relación nociva y desastrosa con su madre, que según su esposa Carmela, era la base de todos sus problemas psicológicos. La relación o falta de relación con alguno de los progenitores es una característica común que marca a muchísimos personajes importantes de nuestra época, desde Tony Soprano a Gregory House, Jaime Lannister, Frank Underwood y hasta Olivia Benson (Law & Order SVU), entre otros.

tonysoprano

4. Dr. Gregory House – House M.D.

Uno de mis antihéroes favoritos de la vida será por siempre Gregory House. Confieso que durante las primeras temporadas, cuando la construcción del personaje no era tan compleja y la serie era más episódica que serial, lo amaba. No, en serio, lo amaba. Era extremadamente inteligente, tenía un sentido del humor sarcástico muy peculiar, era directo y seguro de sí mismo, y tenía sentimientos sinceros por Cudy. Con el paso de las temporadas y conforme los escritores se dieron cuenta de que había mucho millaje inexplorado en el mundo interno de House, comencé a odiarlo. Gregory se tornó en este ser egomaniaco, consumido en el mundo de las drogas, auto-compasivo, repugnante, a quien no le importaban ni sus pacientes, ni sus empleados, Cudy, ni su siempre fiel amigo, Wilson. House seguía siendo doctor únicamente por su necesidad de demostrar que era más inteligente que los demás, y muy pocas veces veíamos compasión en él.

Durante las últimas temporadas recorrimos sus inseguridades con él, lo vimos tocar fondo, llegar a un punto deplorable de su vida, y también lo vimos volver a un equilibrio (al menos sano para él). A pesar de lo pesado que era House, sabíamos que dentro de él había un corazón humano, que había sido víctima de las consecuencias de su vida y que era muchísimo más inseguro y vulnerable que cualquiera de nosotros, aunque aparentara lo contrario.

house

5. Jackie Peyton – Nurse Jackie

Debo admitir que no he visto Nurse Jackie completa, pero con lo que he podido ver es fácil identificarla y compararla con un Gregory House (House M.D.), no solo porque su historia también radica en el contexto de un hospital, en el cual ella es enfermera, sino porque comparten rasgos de personalidad muy marcados. Jackie Peyton es antisocial, introvertida, sincera y no le gustan los grises: es o blanco o negro. No le gusta la compañía de otras personas, especialmente si estas personas hablan de más. Es una excelente enfermera pero tiene un defecto fuerte: es adicta a los fármacos (Vicodin, Adderall, Percocet, Xanax y más) y por lo general sus acciones responden a un solo objetivo: conseguir sus drogas, sin importar qué cosas moralmente reprochables tenga qué hacer, incluyendo serle infiel constantemente a su marido con Eddie Walzer, el farmacéutico. A pesar de todo esto, Jackie es compasiva con sus pacientes y amorosa con su familia (sí, a pesar de estar viviendo una doble vida).

nursejackie

 

6. Emily Thorne – Revenge

Emily Thorne (o Amanda Clarke) es una mujer joven, de unos veintitantos llegando a treinta, que un buen día (re)aparece en los Hamptons, New York y alquila una casa frente a la playa. En poco tiempo, Emily llama la atención de todo el vecindario, especialmente de los Grayson y de Jack Porter. Al principionadie tiene idea de que esa hermosa e inteligente mujer que vive al lado, está planeando la eliminación de muchos de los involucrados en la “muerte” o involucramiento falso de su padre, David Clarke en un atentado terrorista, originalmente planeado por Conrad Grayson y “The Initiative”.

Emily actúa de una manera fría, en las primeras temporadas casi no conocemos el lado cariñoso o humano de la protagonista, ya que está tan enfocada en llevar a cabo su plan que no le importa qué tenga que hacer o a quién tenga que pasarle por encima para conseguirlo. La venganza prolongada de Emily en “Revenge”, que acaba de finalizar su tercera temporada, ha dejado secuelas serias en los personajes: muertes, más muertes, y muchas decepciones y mentiras. Sin embargo, la determinación de Emily por vengarse le impide mostrar su humanidad y la mantiene en camino, a pesar de que con el tiempo nada más aprende que la venganza no logra cerrar todas las heridas, y que el camino para obtenerla puede producir más pérdidas que ganancias.

emily_thorne

7. Dexter Morgan – Dexter

De Dexter hay muchísima tela que cortar. La construcción de este personaje es realmente valiosa para la tercera era de la televisión, ya que por primera vez estábamos ante un monstruo que eliminaba a otros monstruos, y eso nos gustaba. Un asesino serial, que a pesar de sus crímenes atroces, contaba con un código moral heredado de su padre policía: “Harry Morgan”, que le hacía “manejar mejor” sus ansias incontrolables de matar solamente a aquellos que se lo merecían, y por eso lo justificábamos. Dexter, en su uso de la voz en off, nos ayudaba a conocerlo muchísimo mejor. Nos identificábamos cuando, por ejemplo en la primera temporada, él tenía el deseo de ser bueno, pero ¿cómo ser normal cuando nada de lo que lo rodeaba era normal? Dexter tenía el deseo de formar una familia, lo cual prácticamente logró, sin embargo su “trabajo” fue un obstáculo inmenso para poder mantener una vida familiar normal. A pesar de lo que Dexter y cualquier especialista pensara (como la doctora Vogel), Dexter – a diferencia del asesino común- sí tenía sentimientos, o sea no era un sociópata. Varias veces encontró el amor: en su esposa Rita, en Hannah McKay, en sus hijos adoptivos Astor y Cody, en su hijo Harrison y en su hermana Debra, y en muchos de estos casos lo perdió y lo sufrió, al punto de sacrificar su propia felicidad por el bien de su familia. Dexter Morgan era un asesino con compasión.

dexter_morgan

8. Homero Simpson – The Simpsons

El antihéroe animado más amado del mundo. Los Simpsons empezó, en su primera temporada, como una serie enfocada principalmente a las aventuras de un muchacho malcriado y problemático: Bart Simpson, y conforme la serie se desarrollaba los creadores se dieron cuenta de que el personaje principal debía ser Homero J. Simpson, un personaje lejos del estereotipo perfecto de un padre amoroso y un hombre de bien. Homero es deficiente en todos los aspectos de su vida: es un padre despistado, con mínima autoridad, un empleado vago y cero competitivo, un esposo descuidado, un vecino insoportable y en general un hombre bastante estúpido y con mala apariencia. Sin embargo, Homero es un hombre que en el fondo ama a su familia, como se puede identificar en el episodio “And Maggie Makes Three” (Episodio 13, Temporada 6), donde se muestra que a pesar de todas las dificultades que vive Homero, su familia es el motor que lo sigue impulsando diariamente a vivir y a darles lo mejor que pueda.

a1e Do_it_for_her_01 Do-It-For-Her

homer_simpson

9. Frank Underwood – House Of Cards

Frank Underwood es el maestro último de la manipulación. No conocemos bien sus inicios y sus bases, sin embargo en ciertos momentos de la narración nos lo cuenta: Francis empezó desde abajo y su gran inteligencia y aspiraciones políticas lo llevaron adonde está hoy. Si bien el personaje es verdaderamente misterioso y reservado, sabemos desde un inicio que sus intenciones son ambiguas y su ego es un desencadenante poderoso: Frank cree que lo van a ascender a Secretario de Estado, era un tema que estaba seguro, y a su sorpresa nombraron a otra persona. Inmediatamente, Frank empieza a mover sus cartas, con el fin de vengarse y como no ha podido obtener lo que merece de manera honrada (ya que el sistema burocrático y viciado es un obstáculo), decide tomarlo sin pedir permiso. El uso de la comunicación directa con el público (rompimiento de la cuarta pared) nos permite conocerlo más a fondo y nos ayuda a entender cada vez más sus motivaciones, con las que nos sentimos de cierta manera identificados y que nos ayudan a ponernos de su parte, aunque muchas veces sus actos sean deplorables y con el paso del tiempo solo se vuelva más frío y malvado.

frankunderwood

10. Walter White – Breaking Bad

Solo con decir la palabra antihéroe apuesto que cualquier persona que haya visto alguna vez “Breaking Bad” va a tener el recuerdo inmediato de Walter White, o Heisenberg. Uno de los casos más interesantes de la historia de la televisión, definitivamente. Walter White representa a un personaje que comenzó como un ciudadano común, profesor de química y padre de familia, que es víctima del sistema; víctima del “sueño americano” que no era tan “soñado” como por lo general se retrata. El señor White recurre a medidas desesperadas ante las circunstancias que la vida le pone en el camino: El cáncer. La necesidad de dejar a su familia en una buena posición en caso de su muerte (peso que por lo general recae sobre cualquier cabeza de familia) y su necedad al no querer recibir ayuda de su cuñado, Hank, lo lleva a aprovechar sus dotes de químico profesional y entrar al negocio de la producción de metanfetaminas. El negocio prolifera y en cuestión de poco tiempo, Walter se convierte en un hombre millonario, pero no solo eso: se convierte también en un hombre malvado, cuya tendencia a la violencia y avaricia tan solo crece exponencialmente con el paso del tiempo. En lugar de asegurar un futuro mejor para su familia, su adicción al poder, lo aleja por siempre de ella, y sin embargo, él prefiere seguir envolviéndose en la maldad del negocio que dejarlo, incurriendo en crímenes que jamás pensó ser capaz de hacer y ahora lo llenaban de adrenalina.

La magia de la serialidad en la televisión es que pudimos conocer a Walter White desde sus inicios, conocíamos sus motivaciones, nos pusimos en sus zapatos y llegamos a aprobar sus actos, por lo tanto, nos costó llegar a odiarlo. Como dije en el inicio, éste es probablemente el caso de antihéroe televisivo más interesante de todos los tiempos, y posiblemente una de las series más emblemáticas de estas nuevas narrativas en la historia.

walterwhite

Comments

comments

Written By
More from Elena Faba

Bloodline: Todas las familias esconden un secreto

Bloodline, una de las nuevas series de Netflix, retrata a la perfección...
Read More

Comenta acá