Downsizing: pequeña gran ayuda

Sergio Beeche Antezana
Sergio Beeche Antezana

 

 

 

Las películas de Alexander Payne tienen una característica importante: el aprecio por sus personajes secundarios. Pensemos (como ejemplos recientes) en The Descendants y cómo las hijas del protagonista son parte vital de la historia; o en Nebraska, cómo el camino del personaje principal no sería nada sin el apoyo de su hijo y su esposa. En ciertas ocasiones, son estos roles en el reparto que hacen la diferencia en la historia; incluso, más allá de eso, son los pilares con los que se sostiene el argumento y que tenga mayor validez. Son el apoyo necesario y pueden hasta ser de más impacto e identificación para la audiencia.

Downsizing
Downsizing

En el caso de Downsizing (Pequeña gran vida), la entrega más reciente del director estadounidense, ese personaje aparece apenas en la segunda mitad del filme (al cual ya volveremos). Antes de eso, el concepto llamativo, casi absurdo, de la premisa da paso a un enganche espectacular cuando se trata de plantear una película. En el mundo de Downsizing existe la posibilidad de reducir el tamaño de las personas y vivir a escala con comodidades de sobra y beneficios económicos por estar todo en miniatura.

Downsizing
Downsizing

Se vuelve interesante observar la posibilidad de esta idea y verla desarrollarse en pantalla. De las muchas maneras que podría haber tomado, la visión de Payne, también guionista, desarrolla la historia con tranquilidad y cierto aire juguetón (ayuda muy bien la música en eso). El aspecto absurdo es parte de una seriedad dentro de la película y las implicaciones que vienen con las diferentes decisiones que se toman en la vida. El mundo de Downsizing tiene un micro mundo (Leisureland) que tiene sus propias reglas superficiales, las cuales no se alejan mucho del mundo de tamaño normal.

Downsizing
Downsizing

Eso es transmitido a través de frases conocidas, diálogos atinados (entre hechos científicos y ficción) y la caracterización curiosa de los personajes (sin duda moldeados de la imaginación de tan acertado director). La apertura y representación de las culturas es demostrada en la diversidad del elenco. Hay cierta intención de demostrar que las situaciones en la vida pueden suceder en cualquier lugar y que nadie se escapa de la humanidad que las caracteriza (sin importar el grupo o procedencia).

Downsizing
Downsizing

Es ahí que entra la grata presencia de Hong Chau y el viaje narrativo que tiene su personaje al cruzar caminos con el protagonista (Matt Damon). La visión de mundo que tiene esta mujer redondea lo ridículo de la premisa y devuelve a la realidad al espectador. Ella es la personificación del razonamiento de que los problemas humanos estarán presentes por más que las personas quieran escapar volviéndose pequeñas (ahí cala mejor la alegoría). Además, su espíritu de ayuda demuestra, también, que no importa de dónde venga, la ayuda a los demás, por más simbólica que sea, será válida.

Downsizing
Downsizing

Ahí es cuando se comprende la visión general que tuvo Alexander Payne al construir esta historia. Si bien Downsizing sufre de caídas de ritmo importantes y de una secuencia completamente innecesaria, el concepto, intención y desarrollo de la película están ligados y mejor comprendidos una vez que llega el tercer acto.

Downsizing
Downsizing

Con buena fotografía, apariciones curiosas de actores de varios países y ese personaje secundario tan memorable, Downsizing es propuesta valiente y agradable de ver como un todo. Sin escaparse de sus pequeñas fallas, la sutileza en cada escena y el poder de las buenas actuaciones lo hacen filme que merecer ser visto y conversado. El encogimiento que quede solo para los personajes de la historia.

Calificación: 8

Comments

comments

More from Sergio Beeche Antezana Read More

Comenta acá