En The Sinner, no importa el quién sino el por qué

Alfredo Cordero
Alfredo Cordero

 

 

 

 

USA Network, el mismo canal que nos trajo producciones como Suits y Mr. Robot, ahora nos presenta The Sinner, basada en el libro homónimo de la escritora alemana Petra Hammesfahr. A simple vista, podría confundirse como una historia procedural más de investigación policial o del gato atrás del ratón, pero hay algo por aquí que pocas veces hemos visto representado: el recuento de los hechos y la verdadera motivación del crimen son un gran signo de pregunta. Es por ello que este thriller psicológico sobresale del resto.

Jessica Biel, también productora ejecutiva de la miniserie, no se caracteriza particularmente por su rango actoral, pero eso entonces quiere decir que no ha elegido proyectos que la hagan lucirse. ¿Por qué lo digo? Porque su interpretación de Cora Tannetti es simplemente brillante [este año también tuvo una serie de apariciones como ella misma en la cuarta temporada de BoJack Horseman, bastante audaz]. ¿Dónde estaba resguardada esa Jessica por tanto tiempo? Le aporta muchísimas dimensiones a Cora: es capaz de demostrar dulzura en su juventud, así como rabia e impotencia en el presente. Su rostro al natural le otorga cierta vulnerabilidad al papel y es tremenda su evolución.

The Sinner
Cora y Mason con su hijo

Cora está casada con Mason Tannetti (Christopher Abbott o Charlie de Girls) y tienen un hijo pequeño. En un día de verano, los tres van a la playa y sucede algo completamente inesperado: Cora comete un acto de violencia público, luego de escuchar una canción que parece desencadenar algo en ella. He ahí el motor que le da rienda suelta a la trama de la serie. Les garantizo que no podrán dejar de ver a partir de ese momento, aunque sea por pura curiosidad, o porque su voyeurista interno les pide más. Este es el punto de inflexión. Armamos conjeturas en nuestra mente, pero Cora nos lo hace difícil, pues es una mentirosa compulsiva que afirma no conocer a la víctima.

The Sinner
Cora y su hermana, Phoebe

Entonces, ¿cómo es que una mujer que al parecer, lo tiene todo, pudo llegar a cometer algo así? Lamentablemente, no todo es lo que parece. A modo de flashbacks, se pone en evidencia su crianza: reveladora, quebrantada y desgarradora en partes iguales. Creció en un hogar religiosamente opresivo, y desde que tiene memoria, su madre la culpa del linfoma de su hermana menor, Phoebe (Nadia Alexander). No la deja comer dulces o divertirse como una niña normal y ser mártires es su estilo de vida. Además, todos pensaríamos que Phoebe es inocente en todo esto, pero el vivir encerrada y siempre bajo el cuido de sus padres, la han convertido en una persona manipuladora y precoz para su edad.

The Sinner
Cora y Harry Ambrose

Eso sí, cada episodio avanza muchísimo la trama, y siempre terminamos con nuevas pistas y hechos que nos hacen dudar acerca de todo lo que pensábamos. Pero, ¿cuál es la conexión en todo esto? Inclusive a Harry Ambrose (Bill Pullman), el detective encargado de su caso, se le dificulta el tratar de atar los cabos sueltos, y no da el brazo a torcer, a pesar de que haya fuerzas mayores que lo quieran hacer vacilar. Se llega a involucrar más de la cuenta con Cora y hace todo por tratar de entenderla. Su personaje también oculta una preferencia/fantasía un tanto retorcida, y en muchas ocasiones, funciona como historia paralela al caso principal.

Una serie que nos mantiene en vilo esperando por una resolución, y además posee una atmósfera atrapante, es una serie bien construida. A un episodio del final, no puedo esperar por ver cómo van a cerrar todo esto. Algo tuvo que haber hecho bien.

Comments

comments

More from Alfredo Cordero

Las familias más disfuncionales de la televisión

    Por Alfredo Cordero   La inspiración a escribir este editorial...
Read More

Comenta acá