Top of the Lake: China Girl pone la lupa sobre la misoginia

Manfred Vargas
Manfred Vargas

 

 

Cuatro años después de que la detective Robin Griffin (Elisabeth Moss) revelara el sórdido vertedero de abuso sexual y pedofilia que se escondía tras la escénica fachada del remoto y montañoso pueblo neozelandés de Laketop, Top of the Lake vuelve con una improbable segunda temporada de la mano de su creadora, la aclamada cineasta Jane Campion. Digo improbable porque antes, durante y luego de su estreno original en el 2013, Campion aseguró que ésta era una mini-serie con una historia auto-contenida y un final definitivo. Pero en el mundo de la televisión ya nada es terminante y es así como a finales del 2014 la serie fue renovada para una segunda temporada de 6 episodios y, tras un largo proceso de producción y una parada por el Festival de Cannes, finalmente llegó a pantallas británicas el pasado 27 junio por la señal de BBC Two.

Top of the lake: China Girl
Top of the lake: China Girl

Si bien técnicamente esta es una segunda temporada que le da continuidad a algunos de los cabos sueltos de la anterior, lo cierto es que en buena medida estamos ante una historia completamente nueva, situada en una locación diferente y con un elenco compuesto casi en su totalidad por nuevos personajes. En efecto, el único hilo conductor que une a las dos temporadas es el personaje de Robin Griffin, que en esta ocasión vuelve a situarse en el centro de la trama. En otras palabras, Top of the Lake: China Girl casi que podría considerarse como una miniserie o “serie limitada” (no me sorprendería que compita en esa categoría para los Emmy y Globos de Oro), por lo que no es estrictamente necesario haber visto los episodios anteriores para comprender lo que sucede (aunque ciertamente ayuda).

Top of the lake: China Girl
Top of the lake: China Girl

Al igual que la temporada anterior, en esta ocasión iniciamos con la desaparición de una joven  embarazada (la China Girl del titulo). Ahora, sin embargo, el escenario ha cambiado a Sydney, Australia, y desde un inicio somos testigos de que la mujer desaparecida en realidad ha sido asesinada y lanzada al mar en una maleta. La detective Griffin, ahora de vuelta en Australia luego del rompimiento de su relación con su prometido neozelandés, se involucra en el caso una vez que el cadáver de la mujer es arrastrado a tierra por las olas y su investigación la llevará a descubrir un entorno subterráneo en donde bandas de inescrupulosos timadores prostituyen a inmigrantes asiáticas y las utilizan ilegalmente como vientres de alquiler. Esta trama, a su vez, se entrecruza con los esfuerzos de Robin por re-conectar con la hija (Alice Englert) que concibió cuando era adolescente y que debió dar en adopción. Precisamente la maternidad es uno de los principales temas de la serie y en esta oportunidad es explorado desde diversas perspectivas: aquellas que perdieron a sus hijos, aquellas que ya no pueden controlarlos, aquellas que son incapaces de procrearlos.

Top of the lake: China Girl
Top of the lake: China Girl

Como esa sinopsis lo deja claro, aquí no estamos hablando de una serie de fácil digestión. De una forma menos literal -pero no menos potente- que en The Handmaid’s Tale (la otra gran serie protagonizada por Elisabeth Moss en este 2017), en Top of the Lake el espacio social y psicológico está atravesado por una misoginia opresiva que es absolutamente palpable.  Pero lo que evita que la serie caiga en un blanco y negro dicotómico (en donde hombres=depredadores y mujeres=víctimas) es la peculiaridad de sus caracterizaciones. Es difícil de describir, pero hay algo descentrado sobre estos personajes, algo llanamente extraño en la forma en que se comportan y se relacionan. Particularmente en esta temporada vemos como las parejas rara vez son compatibles, las acciones y conductas de los personajes son poco previsibles y sus humores tienden a oscilar ampliamente de una escena a otra. Y en el centro de todo está Robin Griffin, una detective áspera, malhumorada, solitaria y poco empática que, si no fuera porque conocemos de su traumático pasado, sería fácil describir como una hijueputa. Es el tipo de personaje que rara vez es interpretado por una mujer en un rol protagónico  y Elisabeth Moss lo encarna a la perfección. El resto del elenco, que incluye a actores como Gwendoline Christie (Brienne de Tarth en Game of Thrones), Ewen Leslie, David Dencik y, por supuesto, Nicole Kidman, no se quedan atrás y están completamente sintonizados con la singular construcción de sus personajes.

Top of the lake: China Girl
Top of the lake: China Girl

Pero lo que verdaderamente destaca a esta segunda temporada en relación con la primera es su solidez y consistencia. Durante su primera tanda, Top of the Lake evidenció ser un caso típico de una serie en donde el conjunto es mejor que la suma de sus partes: la fortaleza de las actuaciones y la atmosférica ambientación fueron el principal sostén de una estructura dramática no muy depurada en donde sub-tramas enteras, como el extraño culto liderado por Holly Hunter, nunca funcionaron del todo. Este segundo lote de episodios, en cambio, tiene un enfoque más definido y un control más firme de las diferentes sub-tramas y personajes y de cómo encajan entre sí. En ese sentido, lo que la serie pierde en términos de belleza paisajistica al mudarse de Nueva Zelanda a Sydney (una Sydney, valga decir, poco glamorosa, plagada de colores fríos y luces tenues), lo gana con creces en seguridad narrativa.

Top of the lake: China Girl
Top of the lake: China Girl

Top of the Lake: China Girl no es una serie ligera: explora temáticas crudas en un entorno social opresivo y emocionalmente cargado, con protagonistas superficialmente distantes que no son inmediatamente agradables. Pero cuenta con una trama atrapante, una idiosincrática caracterización de personajes, una hilvanación narrativa coherente y una postura política elocuente. Y lo más importante, logra una de las tareas más difíciles para una segunda temporada: superar a la primera.

Top of the Lake: China Girl se transmite semanalmente en BBC Two y todos los episodios ya se encuentran disponibles en el BBC iPlayer. En Estados Unidos la serie se estrenará en setiembre por SundanceTV y Hulu.

 

Comments

comments

Written By
More from Manfred Vargas

To Watch: The Girlfriend Experience

Inspirada en la película del mismo nombre de Steven Soderbergh, The Girlfriend...
Read More

Comenta acá