American Honey, la generación perdida en modo de supervivencia

Alfredo Cordero
Alfredo Cordero

 

 

Sí, A24 lo hizo de nuevo. Esta cinta la vi en el FIC y hace rato quería hacer el review, pues fue una de las propuestas más populares del festival. Para comprender esta película ganadora del Jury Prize del Festival de Cannes 2016, es necesario introducirnos en la psique de nuestra protagonista de 18 años, Star (Sasha Lane) y sus experiencias vividas hasta entonces. No es explícita en cuanto a su pasado, pero podemos inferir que su crianza fue sumamente difícil. Al haber estado a cargo de sus dos hermanos menores por culpa de la indiferencia de sus padres, ella está buscando algún cambio en su vida.

Es notoria la influencia de la dupla Harmony Korine/Larry Clark y sus cintas noventeras o de principio de siglo. ¿Las recuerdan? Aquellas que representaban a una juventud destructiva y esa subcultura poco privilegiada (de manera derogativa conocida como white trash), tales como Kids, Gummo o Ken Park.

A pesar de esto, Andrea Arnold y su cine de autor se hacen presentes, a través de su característico formato cuadrado de 4:3, “un encuadre muy humano e íntimo”, según ella. Algo curioso es que Arnold descubrió a Lane en una playa de Florida, y a partir de ahí decidió darle el rol principal.

Shia LaBeouf como Jake y Sasha Lane como Star

Hay muchas road movies con la primicia inicial de llegar a algún destino en particular. En este caso, es algo distinto, ya que el objetivo de Star es tratar de huir del lugar en el que se encuentra. En medio de un K-Mart, algo despierta en ella cuando observa a un grupo de jóvenes fuck-ups inadaptados que se transportan en una van, y le llama especialmente la atención uno de ellos, Jake (Shia LaBeouf). Va a buscar a su madre y le deja a los niños, a pesar de no estar segura si ella los podrá llegar a cuidar tan bien como ella. Pero esa es otra historia: aquí es donde su aventura en la carretera comienza. ¿Qué hace dicho grupo? Vender revistas para así justificar su modo de vida lascivo, tomando y cantando piezas de country y hip-hop, de pueblo en pueblo.

Tratan de desafiar al sueño americano, pues es una banalidad que ellos nunca van a poder conocer. Marcando sus propias reglas y tradiciones, inclusive pueden llegar a ser un poco primitivos en su comportamiento.

American Honey

También hay que reconocer que la mayoría del reparto tenía experiencia nula en actuación y que la mayoría de los diálogos son claramente improvisados. Gracias a eso, la naturalidad nunca se pierde y su energía es tan auténtica que es fácil imaginarse que estas son personas que existen y tan solo pusieron una cámara para seguirlos constantemente. Las zonas rurales de EEUU y el contacto directo con esa realidad pesimista logran contar una historia tangible de aflicción colectiva, además de ser un sector de la sociedad pocas veces representado en la pantalla grande. Se podría decir que la antagonista directa es Krystal (Riley Keough, quien tuvo un gran año, también protagonizando The Girlfriend Experience), la líder por defecto de esta banda de renegados, quien además se encarga de la parte financiera, exigiéndole a todos lo que ganaron en el día.

Riley Keough como Krystal

Los constantes primeros planos a las reacciones de Star, ya sea fumando u observando algo nuevo para sus ojos, demuestran que Arnold se quiere tomar su tiempo para llegar a generar una atmósfera calma y pausada, y también gracias al buen ojo del cinematógrafo Robbie Ryan, quien suele trabajar junto con ella. A ratos se puede tornar repetitiva, en especial cuando contemplamos los distintos encuentros de Star con sus clientes (logrando infundir la sensación de que algo malo puede pasar en cualquier momento).

Muchos dirán que es extra larga y que no va a ningún lado, pero si se disfruta, el tiempo no es un problema. Normalmente, este tipo de personas son las que uno evade en la vida real, pero si hay alguna enseñanza implícita, es la de no juzgar a nadie si no conocemos su historia. Ahora que conocemos la de Star, algo tuvo que haberse desplazado dentro de nosotros.

American Honey

Calificación: 9

Comments

comments

More from Alfredo Cordero

Deadwood: una lucha por el poder sin leyes de por medio

    Por Alfredo Cordero   ¿Qué? Deadwood es una serie del...
Read More

Comenta acá