Hunt for The Wilderpeople: La comedia del 2016 que nadie vio

Daniel Matarrita
Daniel Matarrita

 

 

Hunt for The Wilderpeople cuenta la historia de Ricky Baker, un niño problemático que, por sus acciones, es llevado a las montañas de Nueva Zelanda con sus nuevos padres adoptivos.

Por razones que prefiero no especificar, Ricky y su nuevo y malhumorado padre adoptivo, Hector, se pierden en el bosque y de esa forma una persecución con la policía empieza para atraparlos.

Yo sé, suena intensa la cuestión pero es sin duda una de las experiencias más divertidas que pueden tener con una película. Y no lo digo solo por el hecho de que es graciosa (porque en serio lo es) sino porque se siente como una experiencia completa. El humor es muy bueno, toca los sentimientos cuando es necesario, las tomas de los bosques de Nueva Zelanda son increíbles, es difícil no querer a los personajes principales y los secundarios son explotados en de la mejor forma para la historia.

Hunt for The Wilderpeople

Sam Neill por mucho tiempo para mi fue conocido como el Dr. Alan Grant de Jurassic Park, pero ahora siempre lo recordaré como “Uncle” Hector. Y es que la actuación que logra de este hombre malhumorado criado en la vida del campo es perfecta y la química con el personaje de Ricky, Julian Dennison es incomparable.

El personaje de Ricky puede ser malinterpretado a simple vista. Es un niño problemático, sí, pero no es el típico niño problemático de las películas. Uno con el pasar de la película va entendiendo porqué es así.

La música al igual, es muy diferente a lo que uno se puede imaginar. Sintetizadores en su mayoría pero con un giro bastante interesante. No es energético como Hotline Miami, ni intimidante como la de It Follows o Stranger Things. Simplemente digamos que es algo diferente a lo que se ha escuchado, pero les juro que no podrán ignorar la música (y lo digo en el mejor sentido de la frase).

Y claro, el punto más grande y la razón por la que todo esto funciona es por su increíble director y guionista, Taika Waititi. Él sabe agarrar un chiste que es ya gracioso en el papel y llevarlo al otro nivel en la pantalla. La (poca) violencia que aparece en la película, por ejemplo, es tratada de forma exagerada para sacarnos la mejor carcajada. Incluso, hace un cameo en una de las escenas más graciosas de toda la película. Solo esperen y sabrán exactamente de lo que estoy hablando.

Pero no solo por la parte cómica de la película, hay tomas aéreas y montajes en plano secuencia que muestran todo el poder creativo que tiene este director y la razón principal por la que me emociona Thor: Ragnarok.

Hunt for The Wilderpeople

La mejor palabra para describir Hunt for The Wilderpeople (y es una que casi nunca uso) es: encantadora. La historia, los personajes, los diálogos, la música. Esta película es una increíble comedia y excelente película que debió haber tenido un impacto en el 2016.

Calificación: 9

Comments

comments

More from Daniel Matarrita

Batman: The Killing Joke, es la que pedimos pero ¿es la que necesitábamos?

      Batman: The Killing Joke ha sido una de las...
Read More

Comenta acá