Las cosas que aprendí de Please Like Me

Luis Sáenz
Luis Sáenz

 

 

Soy honesto, no conozco mucho de televisión australiana, pero la serie Please Like se ha hecho famosa en poco tiempo y ahora es un must watch para quienes gustan de dramas con un poco de comedia y humor negro. Para los que no la conocen, cuenta la historia de una familia un tanto disfuncional que trata de sobrevivir el atento de suicidio de la madre del protagonista, Josh.

La serie Please Like Me toca temas importantes como la salud mental, la sexualidad confundida (por lo menos en un inicio de su protagonista) y básicamente todos los problemas que pueden tener las personas en este mundo que se mueve tan rápido.

Sin embargo, hay un par de lecciones que de verdad que me dejaron pensando ya que las siento muy reales. ¡Quién diría que en Australia tienen problemas igual que nosotros!

Se me olvidó decirles que si no la han visto debería de parar de leer aquí ya que puede contener spoilers. Ahora que están advertidos sigan leyendo:

 

 

1. Siempre hay que ser amable

Esta es una de las primeras escenas en donde Josh y Arnold se conocen. Ahí le comenta que la mamá está internada en un hospital psiquiátrico y el reacciona de una manera normal, sin alarmarse ni burlarse de él. También le dice que es adoptado, como si fuera lo más normal.

2. Hay que contar con los amigos   

Los amigos pueden llegar a ser una buena terapia. Josh, por otro lado, no tiene ni idea de lo que está haciendo con su vida o con el resto de cosas que le suceden alrededor. Sin embargo, él trata de animar a su amigo que se siente mal y un poco deprimido. Resolvió 3 problemas en menos de un minuto y de a gratis.

3. Cantar

Cuando todo parezca que va mal lo mejor que se puede hacer es cantar. Cantar, aunque sea feo y desafinado, que no es el caso en el video, para poder sentir un poco de liberación de todos los sentimientos que pueda tener en el alma. Me gusta que hayan usado a Sia, que es una de mis favoritas en este momento, ya que también es australiana. Incluso cuando la familia de Arnold lo rechace por no haberles contado antes que él era gay. La mamá sí lo acepta, pero su padre se siente de alguna manera traicionado por haberle guardado el secreto. Una manera un poco extraña de racionalizar la no aceptación de su hijo.

4. A veces hay que ser racional

En esta escena básicamente sacan las cuentas de cuáles son las probabilidades de encontrarse a esa persona especial en el mundo. Es bastante desgarrador que al final podemos ser reducidos a solo una probabilidad matemática y que los prospectos para encontrar una pareja que de verdad sea compatible sean casi mínimas. Eye opener.

Bonus:

Si no han visto la cuarta temporada, como yo, pueden ver un pequeño adelanto de lo que va a ser:

Comments

comments

Tags from the story
, ,
Written By
More from Luis Sáenz

Thirteen Reasons Why: La dolorosa juventud

      El 2017 estoy seguro que trae cientos de series...
Read More

Comenta acá