Lo mejor del Corona Capital 2016 (Parte 2)

Daniel Matarrita
Daniel Matarrita

 

 

*Podés ver la primera parte de esta crónica, aquí.

Domingo 20 de Noviembre. 9:30 a.m.

Daniel se despierta con un ligero dolor en las piernas y algo de cansancio. De todas formas la noche anterior se durmió pasada la 1:00 am después de anunciar a sus familiares y amigos que seguía vivo y con todavía la adrenalina de escuchar Mr. Brightside en vivo hace tan solo unas horas.

9:31 a.m. Se le queda viendo al celular por unos momentos hasta que tiene un flashback de dos días antes, en el preciso momento en que entró al hostel en el que se estaba quedando. “El desayuno se sirve de 8:00 a 10:00 en la cafetería aquí a la par de la recepción”.

9:32 a.m. Daniel se levantó y corrió para encontrar lo que quedaba de dicho desayuno.

Corona Capital 2016, día 2

Sí, así fue como empecé el segundo día del festival. Corriendo a la cafetería del hostel para ver si encontraba algo para comer. No era lo que esperaban, ¿verdad?

Luego del desayuno y de un buen baño, ya estaba listo para lo que se viniera, sin antes darme una vuelta por la ciudad a ver cosas. Debía buscar suministros de agua ya que se me estaba acabando la reserva en el cuarto y tenía que empezar a buscar algunos recuerdos que tenía que llevar de vuelta a mi familia.

Decidí que no iba a comer afuera para aprovechar lo que había en el festival.

El Uber me esperaba afuera del hostel a la 1:00 pm para así empezar el segundo día de esta travesía.

Delorentos

Delorentos

Antes de ese momento, no había escuchado absolutamente nada de Delorentos.

Y pues, el indie que ofrecieron por esos 40 minutos cumplió con mis expectativas. He de admitir que no quedé maravillado por su propuesta, pero aún así sonaron bastante bien y fue un sólido inicio para lo que viviríamos esa tarde.

A Silent Film

A Silent Film

Tenía curiosidad por A Silent Film. Investigué muy poco de la banda, pero las pocas canciones que escuché me confirmaron que era algo que podía ver en vivo. Y en efecto fue una grata sorpresa. Para empezar, me sorprendió que tanta gente alrededor mío se sabía las canciones y las cantaban como si no hubiera mañana.

Lo cual hizo que la energía de la banda en el escenario estuviera a su más alto nivel. El cantante, Robert Stevenson, tuvo una sonrisa sincera en toda su presentación y prometió volver pronto.

Bleached

Bleached

Antes de llegar a la tarima de Doritos para tener la primera experiencia de Girl Power del día, la segunda siendo Warpaint, me cambié la camisa. No necesariamente porque hubo un accidente, sino más bien porque estaba emocionado. Afuera del festival hay puestos donde venden camisas y por alguna razón encontré una camisa con el diseño de Reflektor de Arcade Fire. Simplemente no podía tenerla guardada.

Vi a Bleached por la distancia. Estaba sentado en el zacate. En una mano, una bandeja de estereofón con 6 tacos mixtos. En la otra, un vaso lleno de Corona.

Bleached es una bandota. Y por favor escuchen la música de ellas lo más pronto posible.

Sofi Tukker

Sofi Tukker

La única presentación que vi en este escenario fue la de Sofi Tukker. Tenía la curiosidad de ver esto en vivo y no defraudó para nada.
El dance indie pop nunca cae mal y menos cuando hubo un pequeño guiño de protesta para el nuevo presidente de los Estados Unidos.

*Interludio #1*

Sacrifiqué ver alguna banda para ver las otras cosas que estaba ofreciendo el festival. Entre una sala de arcades por Coca-Cola, unas sillas voladoras y un pequeño viaje al mejor pueblo de Colorado.

Arcades

 

Corona Capital

 

I’m going down to South Park gonna have myself a time

Wild Nothing

Wild Nothing

Poner a Wild Nothing a tocar a las plenas 5 de la tarde fue una de las más sabias decisiones que pudieron haber tomado los encargados de la gestión del festival. El sol del atardecer es la mejor forma de disfrutar la música de esta banda.

La nostalgia ochentera que transmiten con su música es innegable e increíblemente bien hecha.

Walk The Moon

Walk The Moon

Tengo que admitir que temí un poco. El plan fue apenas terminaba Wild Nothing iba directo a ver a Peter Bjorn and John. Aún así tenía la necesidad de ver al menos un par de canciones por insistencia de un buen amigo (hola Julio) y mi hermana (hola Mo).

Abrieron el show poniendo una grabación de The Circle of Life (sí, la de El Rey León) para luego empezar con toda la fuerza con Jenny, una de las piezas que sí había escuchado antes.

Peter Bjorn and John

Peter Bjorn and John

A la mitad del show de Walk The Moon tuve que correr para llegar otra vez a la tarima de Doritos. No podía estar en un festival donde una de las bandas que escucho desde la niñez está tocando y no hacer el esfuerzo de escucharlos en vivo.

Las fuerzas del universo una vez más se presentaron para que apenas fuera llegando a la tarima, Young Folks empezara a sonar. Les juro que sentí escalofríos. Después de todo es una canción que he escuchado miles de veces en el paso de los años.

Super Furry Animals

Super Furry Animals

Ya para estos momentos, por fallos técnicos, las presentaciones en las dos tarimas principales llevaban unos 10-15 minutos de retraso de la hora pactada. Esto influyó mucho en el hecho de que por esta razón, pude ver menos del show de Super Furry Animals. Aún así, y con una noche que cada vez iba enfriando poco a poco, disfruté un show que incluía 4 personas con enterizos blancos y uno de ellos, el vocalista, tenía una máscara de papel maché del Power Ranger rojo.

¿Qué podía salir mal con algo así?

Eagles of Death Metal

Eagles of Death Metal

Empecemos con lo más simple. El show de Eagles of Death Metal fue con el que más me divertí en esos dos días.

Si Alex Ebert fue el mejor showman del sábado, Jesse Hughes fue sin duda el del domingo.

Podría describir la presentación de ellos de muchas formas pero “divertido” es la única palabra que capta lo que fue dicha experiencia.

Un saludo a la mexicana que no se sabía ni una canción pero que pasó gritándome todo el concierto en el oído.

Warpaint

Warpaint

El momento decisivo. Era momento de decidir qué quería ver realmente. Por un lado tenía a Warpaint una banda de la cual ya he sido fan por unos años. Del otro lado tenía a Grimes que por el último disco se siente que hayan sido años de ser fan.

Fue dura la decisión pero supe que elegir a Warpaint era lo que debía hacer.

Y claramente no defraudaron para nada.

Abrieron con Bees. Tocaron Undertow, Whiteout, Love is to Die y New Song. Cerraron con Disco//Very. El sonido fue increíble y cada una de ellas sonó increíble en sus respectivos puestos. Hace un par de años escuchaba los discos mientras iba caminando para el cole. Y en esos momentos ahí estaban ellas tocando dichas canciones.

*Interludio #2*

Segunda parada para comer algo. Yo sé, yo sé. Sí me avergüenzo un poco por esto.

En mi defensa no comí tacos esta vez. Me sorprendí cuando vi que vendían tortas de jamón (AKA tortas del Chavo para nosotros los extranjeros).

Me senté en una mesa a comer mi cena y sentirme un poco civilizado al menos una vez en esos días.

La noche ya estaba empezando a enfriar y a la distancia se escuchaba una multitud volviéndose locos por Lana del Rey.

Kraftwerk

Kraftwerk

Una pantalla gigante y cuatro consolas era todo lo que se veía en el escenario. De repente cuatro personas se posicionaron en cada una de las consolas. Toda la audiencia estaba con la expectativa luego de que estuvieran dando unos lentes de 3D unas horas antes para ver el show con todo su esplendor.

Pero por algunas fallas técnicas, el show tuvo un ligero retraso pero apenas empezó el show, todos quedamos hipnotizados con lo que estábamos presenciando.

Algunos no lo sabían en esos momentos, pero Kraftwerk no es ESE tipo de música electrónica. Kraftwerk es para escuchar, sentir, ver y disfrutar.

El show todo lo que esperaba de ellos y estar considerable alejado del escenario fue una sabia decisión para poder visualizar todo lo que estaban presentando.

LCD Soundsystem

LCD Soundsystem

Razón #1 para estar en México en esos momentos.

Tuve que sacrificar un poco del set de Kraftwerk porque tenía que asegurarme que debía estar en un buen lugar. El frío de la madrugada en México ya en esos momentos era intenso pero la expectativa de ver a esta banda era mayor.

De un momento a otro en las pantallas vimos una cámara desde arriba del escenario. Sí, de esas que vimos en Shut Up and Play The Hits. Y el escenario se llenó de todos los músicos que conforman esta legendaria banda.

Us v Them fue la primera canción que tocaron. Escuché la versión en vivo de Daft Punk is Playing in My House. Un par de lágrimas salieron cuando sonó Someone Great. Descubrí que no me importaba que me vieran bailar por todo el set que tocaron. Brinqué, canté, bailé, y disfruté como si hubiera sido el último día de mi vida. Presencié las famosas pausas de James Murphy mientras cantaba New York I Love You But You’re Bringing Me Down. Y cerraron con All My Friends. Obviamente. No había forma en la que nos sintiéramos más vivos en esos momentos.

Y solo así, eso fue todo. Todo pasó demasiado rápido pero al mismo tiempo demasiado lento. El sentimiento de que todo fue un sueño todavía se sentía al igual que el dolor exagerado de piernas y el Arnold Schwarzenegger que todos tenemos dentro diciendo “I’ll be back”.

Comments

comments

More from Daniel Matarrita

¿Qué esperar de los próximos estrenos de Pixar?

Por Daniel Matarrita Después de una seguidilla de películas no tan sobresalientes...
Read More

Comenta acá