Club de Cuervos: Pitazo del segundo tiempo

Luis Sáenz
Luis Sáenz

 

 

 

Como sabrán soy un fan del poder latinoamericano, en especial cuando se trata de películas y series, por eso esperé tanto el regreso de la segunda temporada de Club de Cuervos. La única serie completamente en español que desarrolló Netflix desde el año pasado.

Por eso, como todo buen fanático, me tiré la temporada completa en un solo día y sin descansos de medio tiempo. Este es mi análisis arbitral de toda la serie. Les advierto que pueden venir spoilers.

Las faltas

La historia de este segundo tiempo se basa en la nueva presidencia de Isabel Iglesias, la hija del difunto entrenador de los Cuervos de Nuevo Toledo. Entre el estrés de lograr ser buena entrenadora y una vida muy ajetreada como nueva coach, lidia con la desaparición de su hermano Chava. Él salió corriendo de Nuevo Toledo después de que le arrebatara la presidencia en una jugada muy sucia directa a la espinilla.

La historia de la primera temporada está construida con más dedicación y empeño que esta nueva y se ve una falta de entrenamiento por parte de la producción que tenían todos los materiales para hacer que la serie surgiera de una mejor manera.

Muchos temas importantes se quedaron en la banca y nos los dejaron ni siquiera que calentaran al lado de la cancha.

cuervos

Los goles

Se ven actores más maduros y con más experiencia en la cancha. En la primera temporada, las actuaciones tenían como ese tiente de estar empezando y de ser como que muy “verdes”, que para decir verdad la daba un toque más de realismo a la serie.

En esta nueva temporada exploraron temas también bastante fuertes como un aborto por una de las protagonistas y todo lo que conlleva esto para su familia, que como buenos latinos les gusta meterse hasta donde se no pueda más.

Esto da señas de que la serie va madurando poco a poco y se puede consolidar de una manera más fuerte entre todos sus fanáticos que de seguro vamos a estar viéndola desde las graderías.

cuervos-2

Marcador final

Debo de decir que la primera temporada se lucieron y supieron jugar como visitantes en un terreno completamente manejado por un equipo de afuera que conoce a su público de pies a cabeza. Aun así se arriesgaron y lograron dominar la primera parte del juego bien. Ahora en este segundo tiempo, se desviaron de un camino marcado, claro y directo.

Se perdió la picardía que tenían en el inicio y el humor de los “one liners” de Chava, por ejemplo, se perdieron sobremanera. La historia se desarrolló en su historia personal y dejó de ser el bufón del estadio, pero le quitaron la vivacidad que tenía antes.

Además también le dieron importancia a personajes no tan principales que desviaron la atención del público y no lograron ni hacer un tiro de esquina.

Esperemos que si existe una tercera temporada retome un poco del aire de la primera que fue la que cautivó a la audiencia, o sea yo, para seguir viéndola.

Si la viste cuéntanos qué piensas de esta nueva temporada.

Comments

comments

Written By
More from Luis Sáenz

Thirteen Reasons Why: La dolorosa juventud

      El 2017 estoy seguro que trae cientos de series...
Read More

Comenta acá