Fantastic Beasts and Where to Find Them

Sergio Beeche Antezana
Sergio Beeche Antezana

 

 

“I don’t got the brains to make this up!”

 

La gran suerte es que ni el lector más empedernido podrá saber por dónde irá la nueva creación del mundo mágico de J.K. Rowling. Mientras la historia original se alargó hace poco con una octava entrega en forma de obra de teatro, ahora se expande para el otro lado con el inicio de las aventuras fílmicas del ya favorito magizoólogo de todos, Newt Scamander, en Animales Fantásticos y dónde encontrarlos. Título demasiado largo para recordar, pero suficientemente encantador para hacer borrón y cuenta nueva —más o menos—, viajar al pasado y explorar un poco más el universo mágico que ha sido canon por más de diez años, ahora narrado fundamentalmente con imágenes y con historia lastimosamente ligada (hasta con tonada musical) a la franquicia original de la escritora.

fantastic-beasts-and-where-to-find-them-2
Fantastic Beasts and Where To Find Them

Es con el gusto visual de David Yates que triunfa de nuevo la elegancia de las imágenes que se construyen con el equipo inmenso de producción y de efectos visuales. Esta vez son ayudados por la visión y guía de un libreto que —asumamos— contiene el montón de detalles propios del carácter narrativo de la famosa escritora. Ese estilo de Rowling es, a la vez, la bendición y maldición de la película. Al iniciar de manera simple, yendo y viniendo entre dos tramas que confluirán durante el tercer acto del metraje, la narración se estructura como si fueran los capítulos de un libro (buen montaje), resultando en una excelente construcción de conflictos pequeños o simples a algo más grande y de complicaciones mayores. Es un método de cuidado que se diluye un poco al final, dejando de lado los temas tan interesantes que se plantearon durante la caracterización de personajes y haciendo que las historias secundarias se pierdan o sean casi irrelevantes (el subplot político, por ejemplo).

fantastic-beasts-and-where-to-find-them-3
Fantastic Beasts and Where To Find Them

De todos modos, Fantastic Beasts and Where to Find Them es, primero, una historia de héroes poco comunes. Por más adultos que sean, sus personalidades no calzan completamente en la sociedad que, de todas maneras, les juzga y aísla. Por eso, cada personaje es digno de la empatía del espectador al mostrarnos las razones ocultas detrás de los impulsos y actitudes. Ellos también tiene sueños.  Resultan mezcla importante de caracterización y actuaciones. El incómodo y antisocial Newt es “amaestrado” a la perfección por Eddie Redmayne. La solemne y precavida Tina brilla en el versátil rostro de Katherine Waterston. Jacob Kowalski brinda la dosis adecuada de realidad y comedia con el aceptable Dan Fogler. Y la sonrisa de Alison Sudol le da a el carisma esencial a Queenie, alma llena de positivismo e intuición femenina que completa el cuarteto. Son actuaciones adecuadas y bien llevadas que complementan muy bien la atmósfera del filme.

fantastic-beasts-and-where-to-find-them-4
Fantastic Beasts and Where To Find Them

Hay una cuestión: el filme no teme adentrarse en la destrucción interna y exploración de la oscuridad dentro de las personas con emociones reprimidas que no tienen una guía hacia un autoconocimiento o libertad emocional, en parte como una manera de justificar las secuencias del final. Ahí es donde un par de escenas no dejan de parecer restringidas dentro del humanismo que pudo haberse aprovechado en las sutiles características de Credence (Ezra Miller) y lo que sugiere como personaje o idea dentro de la historia.

En todo caso, la película sí logra abarcar cuestiones políticas, de minorías, de abuso del poder y, sobre todo (tema que espero sea explorado con mayor profundidad en el futuro), sobre el respeto y cuidado hacia los animales. Esos que son atacados o juzgados por parecer salvajes o solo porque las personas se sientes amenazadas por aquello a lo que no están acostumbrados o que es simplemente diferente. Metáfora que abarca el mundo mágico, sus animales y, por supuesto, los incomprendidos protagonistas que aquí son hechos héroes –o villanos–. Alegoría clara de nuestra realidad.

fantastic-beasts-and-where-to-find-them-5
Fantastic Beasts and Where To Find Them

Por suerte, Fantastic Beasts fluye como un buen hechizo de magia que alcanza al espectador para ser transportado y entretenido durante el desarrollo del relato. Gracias a la inmersión visual de los años veinte en diseño de producción, vestuario, fotografía y la genial música de James Newton Howard, dándole a la película los toques exactos de época antigua y destellos de fantasía para cada momento, sea de oscuridad o de tono más ligero. La caza de las criaturas mágicas, aunque predecible, resulta bien estructurada para no repetir o cansar con la idea de atrapar con las misma técnicas una y otra vez (es especialmente divertida la secuencia con un erumpent atolondrado).

De ahí que se da el final un poco desentonado del resto de la peli y los hilos narrativos que deja sueltos u olvidados, como si fuera el piloto de una mini serie de cinco episodios que explorará el resto del mundo planteado en futuras entregas. Por suerte, Fantastic Beasts sí funciona como aventura por sí sola, que abre tantas nuevas oportunidades con destellos de genialidad, pero no logra terminar de decidirse entre tanto subtema que quiere dejar planteado desde ya.

fantastic-beasts-and-where-to-find-them-6
Fantastic Beasts and Where To Find Them

En todo caso, si Jo Rowling quedó satisfecha con el resultado fílmico final de su esfuerzo incansable, expandiendo cada vez más el mundo que sale de su mente (lo que la ha vuelto muy celosa en cuanto a sus creaciones), ¿por qué nosotros no? Queda la esperanza de que amaestre el arte de escribir sus guiones y consiga que las siguientes cuatro (¡cuatro!) entregas sean aún mejores.

Calificación: 8

Comments

comments

More from Sergio Beeche Antezana

Kong: Skull Island

    Las grandes historias pueden ser de cualquier clase de héroes....
Read More

Comenta acá