To Watch: Fleabag, una de las comedias revelación del año

BHD_manfred
Por Manfred Vargas

 

 

 

En estos tiempos de thinkpieces y hot takes a granel, uno de los mayores placeres al encontrar series pequeñas, modestas y poco conocidas es precisamente no tener que lidiar con todo el bagaje crítico que acompaña a otras series de mayor perfil y así, en cambio, poder entrar impulsivamente a un territorio virgen teniendo como única guía algún comentario positivo leído en algún lado o una breve sinopsis que nos sonó atractiva.

Precisamente Fleabag es una de esas series pequeñas, modestas y poco conocidas. ¿Qué tan poco conocida? Para que se den una idea, la serie es producida por la BBC Three, un canal que, ante las políticas de austeridad del gobierno británico, se vio obligado a cerrar su señal televisiva y trasladarse a transmitir únicamente por internet con un presupuesto reducido. Difícilmente saldrá un éxito popular de un canal con estos antecedentes.

Sin embargo, esta circunstancia no es enteramente negativa en el caso de la presente serie. Verán, Fleabag es una comedia con tintes melancólicos que trata sobre una mujer de 30 años o por ahí -la Fleabag del título, aunque nadie la llame por ese o cualquier otro nombre-, quien está obsesionada con el sexo, es incompetente ante las obligaciones de la vida adulta y pasa su tiempo tratando de navegar las vicisitudes de la vida moderna en Londres sin tener que recurrir al dinero de sus familiares. Naturalmente, esta mezcla de características (tratamiento franco y vulgar de la sexualidad femenina, personajes inmaduros incapaces de crecer y localización en una gran ciudad) la han llevado a ser comparada con series como Girls y con el humor de Amy Schumer.

Interrumpimos nuestra programación para introducir un breve rant

fleabag-2
Fleabag

Ahora, el gran problema de la discusión en torno a series como Girls, Inside Amy Schumer e, incluso, Broad City es que han sido elevadas como portavoces privilegiadas del feminismo cultural contemporáneo, lo que implica que, a los ojos de algunos, deben cargar con el peso de representación que esa posición implica. Culpen a la cultura de las thinkpieces y el clickbait, pero pareciera que ya no es suficiente con que una serie sea astuta, cómica y consistente, sino que ahora también tiene que ser IMPORTANTE, NECESARIA y REVOLUCIONARIA. Y aunque sin duda es saludable criticar la dominación patriarcal en el mundo del entretenimiento (y en el mundo, punto), el problema aquí no es solo que este excesivo escrutinio puede terminar opacando la calidad del programa en sí, sino que en el momento en que una Lena Dunham o una Amy Schumer hacen o dicen algo que no se corresponde con los estándares imposibles que se les exigen, entonces todo el infierno se desata.

Fleabag, agradecidamente, está a millas de distancia de esta realidad mediática y, para aquellos que tenemos poca paciencia con el esquizofrénico ciclo de adulación y escándalo del Twitterverso, esto es algo así como una bendición.

Continuamos ahora con nuestra programación habitual. Gracias por su comprensión.

fleabag-3
Fleabag

Volviendo al tema que nos congrega, Fleabag fue creada y escrita por Phoebe Waller-Bridge, una actriz y dramaturga inglesa que hasta este año prácticamente no tenía experiencia escribiendo para televisión (en este 2016 también creó y escribió la serie Crashing para Channel 4) y cuya principal exposición ante una audiencia masiva se reducía a papeles pequeños en películas como Albert Nobbs o series como Broadchurch. Fleabag de hecho tuvo su origen en una galardonada obra de teatro uni-personal presentada en el festival de artes escénicas Fringe de Edimburgo en donde atrajo la atención de la división de comedias de la BBC. Ese origen teatral se nota en ciertos aspectos de la serie, como el hecho de que el personaje de Fleabag -interpretada por la misma Waller-Bridge- está presente en casi todo momento y su tendencia a romper la cuarta pared y hablarle directamente a la audiencia con divertidos comentarios sobre los disparates que están aconteciendo.

Y es aquí en donde Waller-Bridge se revela como un nuevo gran talento en el panorama televisivo británico, ya que aparte de ser más que capaz de escribir los seis encantadores y destornillantes episodios que componen esta primera temporada, también tiene una presencia magnética e irresistible, con una fisicalidad apropiadamente incómoda, rasgos faciales algo peculiares y extra expresivos, y un timing cómico impecable. Sin duda podemos esperar grandes cosas de ella a futuro.

fleabag-4
Fleabag

Con respecto a su tono, la serie, como buena comedia británica, está muy consciente de que el humor se encuentra a la vuelta de la esquina del dolor y que las risas muchas veces son un vendaje con el que cubrir las lágrimas. Si bien Fleabag al inicio parece ser simplemente una graciosa comedia sobre las desventuras sexuales de una joven londinense (la serie literalmente empieza con una escena de sexo anal), conforme avanzan los episodios la serie revela -en parte gracias a un manejo bastante inusual de los flashbacks, los cuales suelen ser cortos e inesperados- la tristeza inherente en Fleabag y la imposibilidad que tiene de expresar su pena (“I’m fine, I’m fine, I’m fine”, es su respuesta por defecto ante las reiteradas consultas sobre su estado emocional). La forma en que la serie explora los escollos y efectos indeseados de la sexualidad abierta de su personaje principal sin por eso caer en moralismos también merece una mención particular.

En resumen, Fleabag es una comedia inteligente, ingeniosa y vulgarmente hilarante que logra la difícil tarea de mostrar la vulnerabilidad de sus personajes sin caer en el sentimentalismo barato y que se permite ser introspectiva sin sacrificar las risas de su audiencia. Definitivamente, ésta es una de esas series pequeñas, modestas y poco conocidas que merecen ser vistas por más personas y por eso la recomendamos sin miramientos. Si el precio a pagar por este aumento de popularidad es unas cuantas thinkpieces rebuscadas, pues habrá valido la pena.

 

Fleabag fue transmitida por BBC Three en el Reino Unido y recientemente se estrenó por Amazon Prime en Estados Unidos.

Comments

comments

Written By
More from Manfred Vargas

To Watch: The Comeback

Colaboración por Luciana Gallegos y Manfred Vargas Algunas de las muchas personas...
Read More

Comenta acá