Sofia Coppola: 5 películas para ver en maratón

Por Jenny Cascante

 

 

Decir que Sofia Coppola le debe toda su carrera a su padre, Francis Ford Coppola, es pecar de injustos en un mundo históricamente masculino como el de Hollywood. Afortunadamente, atrás quedó la época en que sus apariciones especiales como parte de las películas de su papá eran interpretadas como nepotismo por críticos y detractores, pues es indiscutible su sello y particular estilo en, aunque no tantas, variadas producciones cinematográficas.

En un lapso relativamente corto de tiempo, Sofia Coppola pasó de ser hija del director a directora y terminó dedicando su vida a lo que realmente le interesa: escribir, dirigir y producir películas. Creo que abrirse espacio entre tanto ego cinéfilo agrandado no debe ser sencillo, y prueba de ello es la corta lista de directoras que contrasta con el de directores (eso sin tomar en cuenta el tema de películas)

Sofia Coppola me gusta por diversas razones, una de ellas podría ser la facilidad con que logra captar instantes cotidianos y convertirlos en imágenes dignas de un sueño; también es grato constatar que los personajes de sus películas distan mucho en ser seres felices y rodeados de magia, tampoco existen los finales felices pues son simplemente desenlaces. Finalmente, su cine es entretenimiento pero a la vez, apreciativo: colores, texturas y la más hermosa musicalización denotan un gusto por los detalles que disfruto una y otra vez cuando me dedico a repasar sus películas.

Hoy te comparto una lista de 5 de sus películas para ver en maratón porque nunca es demasiado tarde para enamorarse de Sofia, su buen gusto y su estilo.

1. The Virgin Suicides

El debut de Sofia Coppola como directora y guionista es esta película de 1999, basada en la novela homónima escrita por Jeffrey Eugenides y protagonizada por James Woods, Kathleen Turner y Kristen Dunst. El hilo de la historia se alimenta de piezas melancólicas, con un fuerte simbolismo y alusión a la construcción familiar tradicional pero también a la obsesión absurda de un grupo de muchachos que observa a sus vecinas, un grupo de hermanas protagonistas. La entereza con que las jóvenes vírgenes deciden seguir adelante en sus planes de quitarse la vida, aun en contra de los deseos y restricciones paternas, puede recibir distintas lecturas y no únicamente la siempre repetida “rebeldía juvenil” que vemos en el cine cotidiano. La película es narrada en casi su totalidad, recibió muy buenas calificaciones por parte de la audiencia y le valió a la directora el MTV Movie Award en categoría Best New Filmaker y Young Hollywood Award por Best Director, ambos en 2001.

virgin suicides
The Virgin Suicides (1999)

Para mí, The Virgin Suicides refleja muy bien el inicio de Sofia Coppola en la inclusión de atmósferas que reflejan los deseos internos de uno o varios personajes. La película puede sentirse lenta para alguien que anhele experimentar emociones fuertes pero para mí, su estilo pausado la hace irresistible.

2. Lost in Translation

El mayor salto cinematográfico que Sofia ha dado hasta la fecha, es Lost in Translation en el año 2003. Nominada a cuatro premios de la Academia por Mejor Película, Mejor Director, Mejor Actor (para Bill Murray) Mejor Director y ganadora del Oscar en categoría Mejor Guion Original. Por su lado, Bill Murray y Scarlett Johansson ganaron un BAFTA cada uno en categoría Mejor Actor y Mejor Actriz, respectivamente. La película es una historia romántica donde sus protagonistas experimentan una conexión que no deriva en ningún tipo de involucramiento físico. El título de la película también alude a estar perdido en algo más que una conversación o ubicación geográfica, también a sentirse perdido en cuanto a los sentimientos y la cotidianidad de una relación afectiva. Visualmente, Lost in Translation es un despliegue de contrastes lumínicos y también una metáfora audiovisual para la vida de Bob (Bill Murray) y la vida de Charlotte (Scarlett Johansson).

lost in translation
Lost In Translation (2003)

Es difícil no sentirse maravillado con Lost in Translation casi desde los primeros minutos, particularmente con la presencia de Bill Murray, pues le da peso suficiente al film para retener la atención de la audiencia mientras contrasta con la -a ratos- sólida interpretación de Scarlett Johansson; rescato en particular de esta película el elemento melancólico muy bien disfrazado de enamoramiento, a Bill Murray en bata mirando hacia el vacío y a Johansson con peluca rosa.

3. Marie Antoinette

De todas en la lista, esta película del 2006 es mi preferida, aun cuando la crítica le dio malos reviews. Nuevamente con Kristen Dunst como protagonista, esta vez al lado de Jason Schwartzman (quien, por cierto, es primo de Sofia). Marie Antoinette está basada en el libro de Antonia Fraser, Marie Antoinette: The Journey que es una semblanza en la historia de la Reina años antes de la Revolución Francesa. Sofia Coppola logra describir perfectamente a la persona detrás de la corona: una niña que debió asumir un rol histórico e importante por obra y gracia de las circunstancias.  Marie Antoinette puede ser percibida en algunos momentos como una joven caprichosa que nada más está interesada en vestidos, opulencia y peinados altos; o como una joven mujer obligada a madurar antes de tiempo.  El ritmo narrativo y la sobredosis de elementos llamativos convierten la película en una opción atrayente para quienes aman los dramas de época, aun con las libertades creativas que Sofia tomó para llevarla a cabo, pues como ella misma declaró en algún momento: no se trata de una lección de historia. Marie Antoinette ganó un premio de la Academia por Mejor Vestuario, y no podría ser más merecido dada la belleza y detalle con que el mismo fue confeccionado y mostrado durante el filme.

marie antoinette
Marie Antoinette (2006)

Cuando la película se estrenó, Sofia Coppola dijo que el estilo de filmación estuvo influenciado por Stanley Kubrick, Terrence Malick y Miloš Forman, sin duda, una combinación enriquecedora de inspiración. Yo amo a Marie Antoinette por tres sencillas razones: una, su banda sonora está llena de new wave y post punk (mis géneros musicales favoritos) con New Order, The Strokes y Siouxsie And The Banshees entre otros; dos, los hermosos paisajes y locaciones, ¿sabían que la producción tuvo un acceso sin precedentes al Palacio de Versailles? y tres, LOS POSTRES de todo tamaño, color y textura, de verdad me hacen agua la boca cada vez que veo la película (aquí podés verla en la lista de películas para abrir el apetito)

4. Somewhere

En Somewhere, película del 2010, Sofia Coppola elige a Stephen Dorff y Elle Fanning como protagonistas en una historia que narra el encuentro temporal entre un padre y su hija. Mientras las primeras películas de la directora se centran en las historias femeninas (excepto Lost in Translation, donde hay un balance interesante), Somewhere hace un giro llamativo al contar una historia desde la perspectiva de un hombre: Johnny Marco, un actor de cierto renombre pero con una vida más que vacía y sin emociones. Johnny parece tenerlo todo gracias al éxito previo obtenido con sus películas, sin embargo, el aburrimiento ha llegado a tal punto que aparentemente nada podría reanimarlo; su hija Cleo es la visitante inesperada que cambia este status quo y sacude su mundo.

somewhere
Somewhere (2010)

Lo llamativo de Somewhere es la dinámica padre-hija, sin lugar a dudas. Pero hay otro detalle interesante: la caracterización del tedio. El absoluto desinterés que el protagonista siente hacia todo lo que lo rodea hace que a ratos uno sienta que la cámara está puesta fija a propósito filmando a alguien común y corriente, dentro de su propio estado de celebridad. Es como si él mismo se sintiera ajeno a su realidad, mientras nos convence de que es un don nadie.

 

5. The Bling Ring

La película más liviana de Sofia Coppola está, curiosamente, basada en un hecho real y algo reciente. Inspirada en un artículo escrito por Nancy Jo Sales y publicado por Vanity Fair en el año 2010 titulado The Suspects Wore Louboutins, The Bling Ring llevó al cine en el 2013 la historia de un grupo de jóvenes que entre octubre de 2008 y agosto de 2009 se dedicaron a irrumpir en casas de celebridades con el objeto de robarles.  La película gira en torno a cómo evoluciona rápidamente la obsesión de los amigos por sus actores y actrices favoritos de conocer sus casas y pertenencias a el punto de robar joyería y ropa con tal de vestirse y sentirse como ellos. Lo más insólito del caso, es que gran parte de cosas que se ven en la película, realmente sucedieron tal cual; por ejemplo, que lograran entrar a la casa de Paris Hilton porque encontraron una llave que ella guardaba debajo de una alfombra frente a la puerta principal, o que gracias a horas de stalkeo en TMZ, Google y Twitter, sabían exactamente dónde y por cuánto tiempo se encontraban las estrellas de cine, lo suficientemente lejos de sus casas como para tener oportunidad de entrar… sin alarmas, sin vigilancia, sin que nadie los viera.

bling ring
The Bling Ring (2013)

Me gusta The Bling Ring porque me parece entretenida y la historia es algo absurda. Emma Watson resalta con la interpretación a ratos humorística de una de las cabecillas del grupo, Sofia Coppola hizo un buen trabajo con el elenco aun cuando las caracterizaciones sugieren clichés adolescentes y una incómoda superficialidad. La lista de actores robados por The Bling Ring (bautizados así en su momento por la prensa) es realmente algo digno de Hollywood: Paris Hilton, Lindsay Lohan, Orlando Bloom y Megan Fox, entre otros.

 

Bonus

A Very Murray Christmas

Algunas cosas son tan navideñas que es posible verlas en cualquier época del año donde se sienta necesidad de entrar en espíritu festivo, A Very Murray Christmas es una de ellas. Co-escrita por Bill Murray y Sofia Coppola y distribuida por Netflix, esta película del 2015 es un agasajo musical donde Bill Murray comparte con una lista de personalidades de alto calibre como George Clooney, Michael Cera y Miley Cyrus. También hacen aparición especial algunas estrellas familiares de películas anteriores de Coppola, como Jason Schwartzman y la banda Phoenix (el mismo Bill Murray, a quien vimos en Lost in Translation años atrás). Definitivamente, un nuevo clásico para agregar a la lista de películas para ver en navidad.

A Very Murray Christmas
A Very Murray Christmas (2015)

Si los planes no fallan, la próxima película de Sofia Coppola debería estrenarse en el 2017, cruzo mis dedos para que sea algo maravilloso, como todo lo que hasta el momento conocemos de esta directora. Pero contame, ¿cuál es tu película favorita de esta lista?

 

Para más opciones de “películas para ver en maratón” podés leer las de Kristen Wiig, las de Paul Rudd y las de Bill Murray. También, 5 series de Judd Apatow que no podés perderte.

 

Comments

comments

More from Jenny Cascante

The Twilight Zone: reencuentro con el terror clásico

¡Es Halloween! Y para celebrar, nada mejor que un clásico para alimentar uno de...
Read More

Comenta acá