10 películas y series que destruyen la cuarta pared

Por Elena Faba
Por Elena Faba

La cuarta pared es un concepto que nació a partir del teatro hace muchísimo tiempo atrás. Recientemente, y con el advenimiento de títulos de la pantalla grande y chica como House of Cards y Deadpool, el concepto se ha hecho cada vez más popular y es común escucharlo de manera frecuente en las conversaciones más casuales. La cuarta pared representa esa barrera que separa a la audiencia de los actores y las acciones que estos desarrollan en una obra de teatro, película, serie, libro e inclusive, videojuego.
Con la llegada del realismo se intenta disolver esa barrera, haciendo que el público se sienta inevitablemente implicado en la historia, que el espectador cree un cierto sentido de complicidad mágica con los personajes. A la vez, a
l romper la cuarta pared se le dota a los personajes de una consciencia o “self awareness” de su calidad ficcional y a la vez, le permite a guionistas y directores darle un dimensión extraordinaria a sus historias, proveyéndoles de un espacio adicional para desarrollar a sus personajes y hacer que la audiencia comprenda mejor el contexto, el bagaje y el razonamiento que condiciona a los personajes a ser como son o actuar como lo hacen.
Personalemnet, me siento sumamente atraída a este tipo de narrativa en diferentes formatos ya que como espectadora me envuelve, me hace cómplice, me envuelve en medio del drama que se desarrolla ante mis ojos. Por eso hoy comparto con una breve lista, algunos de mis títulos favoritos del cine y la televisión que rompen la cuarta pared de manera constante ¿Qué agregarían ustedes a su lista?

turned on deadpool
*Aclaración: Dentro de la lista no incluyo Mockumentaries, ni rompimientos leves de la cuarta pared, ya que este post se trata más allá del rompiemiento, de la absoluta demolición de ella.

1. High Fidelity (2000)

Basada en el libro de Nick Hornby del mismo nombre, la película protagonizada por John Cusack y dirigida por Stephen Frears (director también de la reciente Philomena), relata la historia de Rob, quien es abandonado por su novia Laura y esto desencadena en él toda una lucha interna en la cual se propone enlistar a sus ex-novias cual si fueran “playlists” y es así como emprende un neurótico viaje por su pasado romántico para conocer las razones detrás de cada rompimiento y poder entender por qué Laura lo abandonaba. El rompimiento de la cuarta pared por medio de Rob es constante durante toda la película, narrándonos sobre sus ex o sobre sus discos favoritos de las diferentes épocas recordadas en la película para que comprendamos bien por lo que está pasando, nos ubiquemos en su pasado y comprendamos su conflicto interno. Una película para amantes del rompimiento de la cuarta pared, así como para románticos empedernidos enamorados de la música.

2. Wit (2001)

Emma Thompson nos sorprende una vez más con esta desgarradora película dirigida por Mike Nichols sobre una profesora de literatura y a la vez paciente de con cáncer terminal, que durante todo el filme nos narra sus sentimientos internos y externos sobre lo que es estar muriendo de cáncer por medio de sus poemas favoritos. Siempre fue una mujer fuerte e independiente, y en sus últimos días de agonía se da cuenta de que está completamente sola y lucha constantemente por mantener su dignidad en medio del ambiente seco, frío e indiferente de doctores y enfermeras, camillas y batas de hospital. El mismo Roger Ebert (quien también sufrió y murió a causa del cáncer) consideraba que si la película hubiese sido lanzada en cines (ya que es una producción para HBO), Emma Thompson habría sido una digna nominada al Oscar ese año, ya que su retrato del viaje de una persona con cáncer va más allá de lo familiar. 

3. Ferris Bueller’s Day Off (1986)

Una de las películas más representativas, memorables y divertidas de finales de los 80s. La película narra la aventura de Ferris Bueller (Matthew Broderick) al engañar a sus padres sobre amanecer con una terrible gripe y escapar de clases un día con sus amigos para irse a la ciudad de Chicago y vivir todo tipo de experiencias divertidísimas. Para explicar sus técnicas y sus pensamientos, Ferris se dirige a la audiencia en copiosas ocasiones rompiendo la cuarta pared.

 

4. Fight Club (1999)

Una de las películas más relevantes de finales de los 90s (1999); basada en el libro homónimo de Chuck Palaniuk, dirigida por David Fincher y protagonizada por Brad Pitt y Edward Norton: Fight Club. En esta ocasión, Norton interpreta a un hombre común y corriente, aburrido de su trabajo de oficina que funda un club de pelea con un vendedor de jabones llamado Tyler Durden (Brad Pitt). A pesar de no haber sido una película exitosa durante su estreno, Fight Club es considerada una de las mejores películas de Norton y de Pitt, y se ha convertido en una película de culto con el paso de los años. Con un final realmente inesperad

5. House of Cards

Por supuesto que no iba a dejar de lado a House of Cards. Cuando Francis le habla directamente a su audiencia, se muestra real, nos enseña aquello que no podríamos saber por completo si solo nos basamos en su personaje dentro del escenario político: sus secretos, una que otra broma o “inside joke“, algunas pequeñas narraciones sobre su pasado y los aspectos más perversos de su personalidad: manipulador, mentiroso, frío, asesino.

6. Annie Hall (1977)

La comedia romántica de culto del director Woody Allen, protagonizada por él mismo y Diane Keaton, trata de desmembrar y comprender (como en el caso de Rob en High Fidelity) las razones por las cuales su relación amorosa no funcionó. El rompimiento de la cuarta pared durante la película es obvio y constante en varios momentos, y el mismo Allen explica que lo hizo ya que “sentía que muchas de las personas en la audiencia tenían los mismos sentimientos y los mismos problemas. Así que quería hablarles directamente y confrontarlos”.

7. Wayne’s World (1992)

La hilarante comedia de los 90s Wayne’s World, nos presenta un repertorio amplísimo de escenas que rompen la cuarta pared. Una película que no podía tomarse menos en serio, con tomas muy frecuentes que hacen referencia al product placement y el patrocinio de celebridades típico de la publicidad de los 90s y el 2000 en los formatos audiovisuales y varias interrupciones de Wayne para hacer de su espectador su más íntimo compañero de bromas.

8. The Wolf of Wall Street (2013)

Posiblemente si Scorsese no hubiese utilizado el recurso del rompimiento de la cuarta pared, The Wolf of Wall Street no habría durado 3 horas, si no que habría sido una miniserie de 10 capítulos. Gracias a ese recurso de manera muy inteligente para resolver dos cosas elementales: el manejo de muchísima información compleja de una manera sencilla y rápida (como sucede en The Big Short, otro buen ejemplo de este caso) y la caracterización del personaje principal: Jordan Belfort. Su personalidad, su historia, su contexto. Y como vemos en el siguiente video, el sagrado ritual de drogas y dinero en el que participaba el protagonista.

9. The Big Short (2015)

Al igual que en The Wolf of Wall Street, en The Big Short Adam McKay recurre a este recurso con la finalidad máxima de explicar en palabras que todos puedan entender la crisis inmobiliaria del 2008 en Estados Unidos. Sin embargo, en el caso de The Big Short sus protagonistas no son los responsables de romper la cuarta pared; por lo general este rompimiento es realizado por medio de celebridades invitadas como Margot Robbie en su baño de burbujas o Anthony Bourdain mientras cocina pescado y explica conceptos económicos.

10. Deadpool

Junto a House of Cards, Deadpool representa la producción más reciente de todas las anteriores pero no la menos indicada para esta lista. La complicidad de Deadpool con su audiencia es máxima en muy repetidas ocasiones, los chistes lanzados fuera de pantalla son cuantiosos y la manera en que la cuarta pared no solo se rompe, sino se destruye cada vez que el personaje nos convierte en parte de sus chistes o referencias a la cultura pop de los 90s – 2000, no hace crear una empatía máxima con el protagonista, característica que es muy común no solo en la película, sino en el cómic.

“Shit, did I leave the stove on?”

Deadpool panteraDeadpool Cuarta Pared

Comments

comments

Written By
More from Elena Faba

Robin Williams: El profesor, doctor y amigo que todos quisimos tener

A los 63 años, el famosísimo y muy reconocido actor Robin William...
Read More

Comenta acá