Lo que AMÉ del final de la quinta temporada de GIRLS

ElenaFabaAnoche vi el final de la quinta temporada de Girls, la serie de HBO creada y protagonizada por Lena Dunham de 29  o, más bien, casi 30 años, y  que ha cosechado una base de fans inmensa desde su primer episodio en el 2012.

Entre ese puñado de fans, estaba yo, hasta que después de la tercera temporada harta de Hannah y su OCD, dejara a este grupo de amigas de New York y me dedicara a ver algunas otras cosas que (en ese momento, para mí) merecían más la pena.

No fue hasta hace unos pocos días (podemos llamarlo el fin de semana pasado) en que decidí retomar la serie, tras leer día con día el auge que aparentemente Hannah, Shosh, Jessa, Adam y Marnie estaban teniendo en mi timeline de Facebook. Así que empecé a ver la Temporada 4… y sin parar, en dos días poco productivos, llegué hasta la 5, culminando esta reveladora, dolorosa pero satisfactoria experiencia con el final de temporada.

Quisiera llevarlos por este camino de reconversión, de una fan que había perdido el camino y lo encontró, y durante épocas oscuras de su vida, encontró regocijo en las acertadas ocurrencias de los escritores de la serie.

Las Girls maduraron

Aunque traten de seguir proclamándose veinteañeras, el cambio de las 4 amigas (y sus co protagonistas) es enorme, tanto físico como mental. Es un placer ver cómo algunas pasaron de ser roomates a formar su propia vida, a tomar sus propias decisiones (en su mayoría, terrible decisiones) y moverse a situaciones que involucran un paso más en el camino hacia la madurez real.
El final de temporada fue dirigido (y co-escrito) por Jenni Konner, mejor amiga y socia de Lena Dunham, lo cual además le ha dado a esta temporada un toque muchísimo más maduro, desde la visión de una talentosa mujer y madre, que ya no es una veinteañera y ha podido desempeñarse como una mediadora entre la voz estruendosa de Dunham, y el punto de vista de una mujer que ya ha vivido esos momentos y los puede digerir con mucha más sabiduría.

Jennifer Konner GIRLS

Todas somos Girls

No me gusta teñir de género mis artículos, pero en este caso tengo que decirlo. Obviamente cada una de las chicas y los personajes, con sus muy diferentes personalidades cumplen una función caricaturesca de su papel y por tanto, sus acciones en su mayoría rayan con la exageración; se puede decir que en general, la serie es extremadamente empática hacia las mujeres millenial, con problemas reales y situaciones cotidianas que las mujeres que ya estamos más cerca de los 30 que de los 20 vivimos. Ver estas dos temporadas (la 4 y la 5) en maratón me hizo sentir en parte genérica. Y no lo quiero decir de mala manera. Me impresionó cómo toda la narración de algunos personajes y de algunas situaciones en la vida se asemejan a cosas que como mujer ya he vivido, ya he dejado atrás, pero que aparentemente ellas nunca me dejaron a mí. Las cosas dolorosas (como las múltiples decepciones de Hannah) fueron dolorosas para mí también, las reviví en cada episodio, en carne propia: la entendía, y esto es maravilloso de lograr en una serie. También reviví las risas, los excesos, las fiestas y las alegrías, recordé a mis amigas, pensé en múltiples relaciones pasadas (y hasta en mi relación actual) y el final de temporada me dio exactamente lo que necesitaba después de recorrer esta montaña rusa de emociones: Me dio un cierre. Me dio tranquilidad y FUCKING esperanza. (Si me vieran escribir este artículo, entenderán que el uso de este *FUCKING* era esencial).

Hannah Horvath en un stand up de tragicomedia glorioso
Hannah Horvath en un stand up de tragicomedia glorioso

La incertidumbre de los (casi) 30

Es cierto que la gente tiene expectativas altas de nosotros: nuestros padres, nuestros empleadores, nuestros amigos, ¡quién sea!; pero estoy segura de que ni la suma de todas esas expectativas externas se comparan con las expectativas que nos hacemos de nosotros mismos a diario. Tener 30 y no saber qué queremos hacer en la vida es más común de lo que uno pensaría. Claro, hay “casos de éxito” (como Tally, la amiga/enemiga de Hannah) que nos hacen sentir como un pedazo de mierda y los que nos ponen la barra en alto. Aquellos que parecen tener todo tan resuelto.. ¿pero realmente es así? La escena de Tally y Hannah me pareció una parte épica y esencial de este final de temporada (Episodio 09). Hannah se desahoga con alguien a quien admira y envidia a la vez. Mientras todo el mundo está ocupado resolviendo sus propias mierdas, Tally es la válvula de escape de Hannah y quien al final del día la despierta. Al final del día, todos esos tropiezos son el material más valioso que necesita para contar su historia. Es así como la protagoniza se anima y cuenta su tragicomedia en formato de stand-up, que además de ser gracioso y conmovedor, nos deja ver a una Hannah completamente nueva. Una Hannah madura que ha empezado a ponerse a sí misma como protagonista de su propia vida.

Tally y Hannah en el final de temporada de Girls

Aferrarse a lo que sea (o quien sea) solo por no perder

Durante toda la temporada y rematando con el último episodio, hay casos clarísimos en los que definitivamente el deseo de aferrarse a a lago o a alguien nada más para no estar solos, no verse mal o no perder es clarísimo. Empezando con Marnie, que fue el rayo de luz que inició la conversación sobre el tema. Marnie se casó con Desi, a pesar de ser un idiota abusador, narcisista y mentiroso, solo para no quedarse sola o como ella dice, solo para no destruir un sueño más. Cuando Marnie deja a Desi se libera finalmente de sus propias expectativas de su vida, y hasta entonces es realmente libre de perseguir lo que quiere, sin ninguna presión. Y por otro lado, Ray logra lo que quiere: La romántica venganza de los nerds.

Desi y Marnie, juntos por fin
Ray y Marnie, juntos por fin

Elijah a su vez le deja a Dill saber sobre sus verdaderos sentimientos, ofreciéndole con gran deteminación ser su novio exclusivo. A lo cual el egocentrista asqueroso de Dill dice que sí quiere tener novio, pero no quiere que sea él. ¡BOOM! Eso dolió, por todas partes. Lo bueno es que Elijah pudo salir con su cabeza en alto, y al final del día, Dill definitivamente no lo merecía.

FUCK YOU DILL
FUCK YOU DILL

En esta temporada, Hannah también deja a Fran, un elemento que prácticamente utilizó para vengarse de Adam, y a quien nunca amó realmente. Aunque fue duro despedirse de un chico “tan bueno” como Fran. Hannah necesita estar sola. Necesita conocerse y enfocarse en expulsar toda la putrefacción disfrazada de felicidad que llevaba dentro y por lo cual no había podido avanzar.

¿O qué tal Shoshanna? La chica fresa que deja su zona de confort y a su nuevo y prometedor novio por lanzarse a lo desconocido y perseguir un sueño profesional que finalmente cambiaría su vida en maneras que jamás habría imaginado.

zosia-mamet-Shoshanna-GIRLS

Y por último, Tad y Loreen Horvath. En este último episodio presenciamos un regaño tanto de parte de Hannah como de Elijah hacia la pareja . A lo que, por suerte, Tad responde y va en busca de su reciente amante que conoció en línea.

“Love’s not a competition (but I’m winning)” Kaiser Chiefs

Estar enamorado es una experiencia hermosa, pero estar con alguien solo por no estar solo, por el qué dirán o por el síndrome de “todos a mi alrededor se están casando, comprometiendo y teniendo hijos y yo sigo en la cama viendo episodios repetidos de Game Of Thrones” está mal (El síndrome, no el hecho de ver Game Of Thrones sin parar). Como decía mi mamá (y cada día aprendo a valorar más y más su sabiduría): ¡Lo que llega, llega Y lo que está para uno, está. Y ya.” Eso es todo. Amar y ser amado es lo más bonito que hay en el mundo, no voy a negarlo. A los 30 estar con alguien solo por estar o pretender estar con alguien unos meses y volar a la siguiente flor no tiene sentido, al menos no para mí.

Hannah y Fran terminan rompen

Karma is a bitch (y a veces mejor match maker que Tinder)

Ok.
Número 1:
Mi abuela es mejor matchmaker que Tinder. Número 2: Desde la primera temporada de Girls vimos venir este momento. Quien nunca hubiese pensado en la remota posibilidad de ver a este par de sociópatas juntos en algún momento debe re examinar su vida. Tenía que pasar y las circunstancias fueron exactamente las indicadas para que una relación así de nociva pudiese emerger. Jessa y Adam siempre fueron malas noticias. Quisimos creer en ellos en varias ocasiones (¡por Dios en ocasiones hasta llegamos a enamorarnos de alguno de los dos! – En mi caso, Adam) pero hierba mala nunca muere y la gente muy difícilmente y en raras ocasiones cambia. A Adam ni le importa haber destruido en billones de pedazos el corazón de su exnovia Hannah, pero a Jessa (su ex mejor amiga) le mortifica esta idea. A pesar de haber cedido a la relación, aunque con resistencia en un principio, Jessa sabe que lo que está haciendo está terriblemente mal y por esto jamás perdonará a Adam (o a sí misma).
Hay una regla no hablada entre mujeres (se supone que también entre hombres, pero la conozco y en práctica pocas veces es lo mismo): Las amigas no salen con los exnovios de sus amigas. No importa cuánto tiempo haya pasado ni cómo haya sido. No se hace. Punto. Y Jessa rompió la única regla que pensó que jamás iba a romper. Ahora todo va en picada: El inicio de una de esas relaciones película, en las que uno de los dos sale muerto de manera inevitable.

Jessa and Adam fight GIRLS

"Here comes Johnny!"
“Here comes Johnny!”

horror_2382351b

Definitivamente, la escena de la pelea entre Adam y Jessa fue mi favorita, junto al stand up de Hannah, en donde por fin llegamos a apreciar a la protagonista y a ponernos en sus zapatos y completamente de su lado. Ella enfrenta uno de los golpes más duros que puede una mujer enfrentar en su vida: No el hecho de perder a un hombre, si no perder a su mejor amiga. Y lo sobrevive. El dolor la impulsa y puede caminar con la cabeza en alto, habiéndolos perdonado, incluso. Saber perder, la hizo ganar, la convirtió en mejor persona. La vida muchas veces puede revolcarnos en mierda, una y otra y otra vez. Y a menudo, todo lo malo viene junto. Pero vale más dejar de mortificarnos con el típico ¿Por qué a mí? y empezar a cerrar capítulos para preguntarnos ¿Y ahora qué sigue?

SEASON FINALE GIRLS Capitulo final girls temporada 5

Nota final:

Lo único que no me gustó fue…

El still de la carota de Hannah corriendo, al mejor estilo de quien corre hacia las montañas y la imagen se congela mientras el personaje brinca y queda en el aire, con alguna música de fondo tipo Los Años Maravillosos en los 90s. Just saying.

Hannah running corriendo final de temporada

¡Y no sé ustedes pero yo no puedo esperar a la sexta temporada para ver los nuevos cortes de cabello de los Horvath!

girls-tad-loreen

Comments

comments

Written By
More from Elena Faba

15 canciones de rock en Navidad

Nadie nunca se salva de la Navidad. Se huele en el pino...
Read More

Comenta acá