Batman v Superman tiene la mejor intención, pero falla en el intento

BHD_sergio-beeche

 

 

Por Sergio Beeche Antezana

 

Aparece la primera película del año que todo el mundo verá, todo el mundo comentará y tendrá una opinión al respecto. Aquellas que hacen surgir defensores y críticos para luego volver a sus hoyos de marmota para salir de nuevo cuando estrene Civil War. Así sucede siempre con las películas de súper héroes y los blockbusters de verano que, de repente, todos vieron y comentaron (¡Ah, pero nadie quiso creerlo cuando recomendamos Mad Max hace casi un año!).

Con la curiosa secuela de la terrible Man Of Steel, el título es más ostentoso que nada: Batman v Superman: Dawn of Justice (El Despertar de la Justicia), donde lastimosamente ya no hay justicia para hacer una de estas películas que valga verdaderamente la pena. Y es la misma queja de siempre: están hechas pensando en el futuro, en establecer la expansión del mundo y preocupándose por lo que vendrá después, en lugar de poner atención a los detalles presentes que conciernen a lo que será contar una simple historia.

batman-v-superman-4

Batman v Superman, entonces, no tiene ni un ápice de historia coherente. Cada escena está tan desconectada de la otra que resultan unas siete películas en una. Los pocos diálogos que hay sin sentido y tratando de parecer muy profundos cuando son más bien risibles y, otra vez, desconectados entre sí. Las actuaciones son apenas funcionales entre mueca y mueca de los dos titulares. Pero es que son tantos personajes que ni el propio héroe principal tiene chance de destacar. Se desperdicia a Jeremy Irons y Gal Gadot en buenos e interesantes papeles, Amy Adams solo está ahí y sobresale (para bien y para mal) Jesse Eisenberg con su esquizofrénico Lex Luthor.

batman-v-superman-3

Es una lástima que conceptos casi religiosos y paralelismos evidentes con una figura de “salvación”, que pueden llegar a la cantidad de gente que verá esta película, se olviden entre el enredo innecesario de tramas y personajes, todos olvidados, y algunos con situaciones hasta ridículas para ser parte del universo en el que suceden. Eso sí, el ritmo no se pierde para su larga duración, pero la película empieza y termina, al menos, unas cuatro veces. Escena tras escena tras escena.

batman-v-superman-2

Lo interesante es que la intención está ahí. Los temas humanos y cuestionamientos internos de las figuras de los justicieros o héroes que la sociedad quiere y rechaza.

El guion de Chris Terrio y David S. Goyer quiso demostrar una cierta madurez y capacidad de redimirse, pretensiones comprensibles en teoría; pero llega Zack Snyder y la descuida al no amarrar bien la narrativa que medio podía lograr con las buenas ideas para una continuación así. La culpa es de él, al no saber enlazar ni una sola de las ideas que plantea el libreto, o siquiera darle cierto estilo con los colores y fotografía que resulta en imágenes buenas y efectivas, pero no profundas, en una película sin cerebro, pies o cabeza. Ya en su tercer acto, la cosa se vuelve pura bulla y efecto especial, una lástima.

Batman v Superman

Así como llegó, Batman v Superman puede irse y quedar ahí. Y, por favor, que no se siga planeando todo a futuro, donde la única emoción es la expectativa y nunca el gusto de disfrutar, en el momento, una película bien hecha.

Calificación: 5

Comments

comments

More from Sergio Beeche Antezana

Los Juegos del Hambre llega a su fin

    Por Sergio Beeche Antezana Las divisiones de partes finales en...
Read More

Comenta acá