Nueva Televisión Escandinava

Por Manfred Vargas

Como el corresponsal no-oficial (?) de series europeas aquí en Bad Hair Days, siempre estoy husmeando en la web para encontrar qué nuevos ofrecimientos nos  trae ese continente en materia televisiva. A diferencia de las cadenas estadounidenses, que no suelen ser receptivas a nada que tenga subtítulos (con la posible excepción de Sundance Channel, que ha transmitido Les Revenants y Deutschland 83), los canales y medios británicos sí le han abierto un espacio a producciones continentales de gran calidad y son una valiosa fuente de información para guiarnos por este abrumador mundo de la televisión internacional.

Como ya he comentado en otras ocasiones, los países nórdicos han sido el epicentro de uno de los booms televisivos más importantes de los últimos años. Gracias a un manantial de talento cinematográfico  y a televisoras públicas bien financiadas que pueden invertir en series de calidad, estos países han sabido ponerse a la vanguardia de la producción serial fuera del tradicional polo anglófono, con shows tan aclamados como Bron, Borgen y Äkta Människor (la cual acaba de recibir su propio remake en inglés). A continuación haré un repaso por tres recientes series  –una danesa, una sueca y una noruega- que han recogido buenas reacciones tanto en sus respectivos países como en la prensa británica y que vale la pena chequear.

Jordskott (2015, Suecia, 10 episodios)

Jordskott

La mejor de la más reciente generación de shows escandinavos, Jordskott es una atmosférica serie producida por el canal sueco STV que mezcla una trama detectivesca con elementos sobrenaturales basados en tradiciones folclóricas. El misterio de la serie gira en torno a las desapariciones de un grupo de niños en un pueblo al norte de Suecia, las cuales parecen estar relacionadas con los planes expansionistas de una fábrica de celulosa y los extraños seres que han habitado los bosques de la región por milenios. Su efectiva combinación de drama noir y fantasía la han llevado a ser comparada con Twin Peaks, y no sin razón: si bien carece del humor y el surrealismo de la recordada obra de David Lynch, Jordskott –con sus altos valores de producción, actuaciones convincentes, inquietante ambientación y subtexto ecologista- es una fina adición al canon de series sobreextraños pueblos pequeños” en donde las cosas no son como parecen y siempre hay un secreto en el corazón oscuro de la comunidad.

1864 (2014, Dinamarca, 8 episodios)

1864

Anunciada como la producción más costosa de la historia de la televisión danesa, 1864 es un drama histórico basado en la Segunda Guerra de Schleswig que enfrentó al Reino de Dinamarca con la Confederación Germánica y en la que los daneses perdieron el 25% de su territorio. Desde un punto de vista técnico y de diseño la serie cumple cabalmente con su cartel: las 173 millones de coronas de presupuesto fueron bien aprovechadas en el diseño de producción, el vestuario, el sonido, la banda sonora y la fotografía. Sin embargo, la serie ha sido criticada por aspectos de su argumento, el cual tiende a caer en clichés propios de este tipo de épicas (sí, hay un triángulo amoroso), y por su representación del contexto político de la guerra, que ha sido considerado como simplista y hasta erróneo. Pero más allá de estas quejas, 1864 guarda suficientes momentos potentes en sus 8 episodios como para hacer de esta serie un buen ejemplo de cómo países no tradicionales también pueden entrar en la arena de las superproducciones.

Mammon (2014, Noruega, 6 episodios)

mammon

En términos cinematográficos, Noruega siempre ha sido algo así como el hermano bobo en Escandinavia. Mientras Dinamarca y Suecia daban luz a genios del cine como Carl Th. Dreyer e Ingmar Bergman, Noruega nos traía, ehm, ¿documentales de black metal?* En cuanto a televisión la situación es prácticamente igual**. Mammon, una miniserie de 6 episodios producida por el canal público NRK, es un intento de cambiar esa percepción. La trama gira en torno a un periodista que se ve envuelto en una conspiración que involucra a corporaciones corruptas, secretos familiares, simbología religiosa, medios complacientes y organizaciones misteriosas (ya saben, lo usual). La principal debilidad de la serie es que es demasiada la información y los giros de trama que intenta introducir en tan pocos episodios, lo cual puede ser abrumador y disminuye su efecto emocional.  Pero si bien Mammon no va a tomar pronto un lugar en el firmamento de la mejor televisión europea, queda recomendada para aquellos que gustan de una buena dosis de complots e intrigas en sus historias. Seguí intentándolo, Noruega. Tú puedes.

*A decir verdad, esto no es del todo cierto: películas recientes de altísimo nivel como Oslo, August 31st han empezado tímidamente a poner a Noruega en el mapa.

**A decir verdad, esto no es del todo cierto: la televisión pública noruega se ha hecho conocida internacionalmente por su estilo de “slow television”, en donde, por ejemplo, se transmite un programa con  mujeres tejiendo por 12 horas o 134 horas de un viaje en barco. Pero esa es otra historia.

Comments

comments

Written By
More from Manfred Vargas

Las Series Más Subvaloradas del 2015

    Por Manfred Vargas     En un año tan cargado...
Read More

Comenta acá