Odiamos How I Met Your Mother

Por Manuela Ramírez y Fede Blanco.

HIMYM-gang

 

El sentimiento es un poco similar al de una graduación. Siempre supimos que este momento llegaría, y a veces sentimos desesperación porque pasara, pero ahora que nos enfrentamos a él nos está costando mucho aceptarlo.

Hoy termina How I Met Your Mother y no sabemos qué hacer. Así que, como el mismo Ted nos enseñó, decidimos escribirle una carta a “nosotros del futuro”, para que cuando extrañemos la serie, recordemos por qué era mejor que se fuera.

 

 

Queridos fans de HIMYM en el futuro:

 

Sabemos que extrañan la serie, sabemos que extrañan oír el  “pa pa pa paaaa… pa pa pa pa” y pensar que están por ver un capítulo nuevo. Sabemos que extrañan a Victoria, y que les duele pensar que nunca volverán a ver al Cockamouse. Que extrañan ver nuevas jugadas del Playbook, y escuchar nuevas historias en el booth de MacLaren’s. Que han cargado con la frustración de no saber de dónde salió esa piña y que tal vez sientan que la vida no es lo mismo sin más “interventions”.

 

Sabemos que no se sienten iguales sin una ola constante de flashbacks para contar historias y que sus viajes en taxi no son los mismos desde que dejaron de ver a Ranjeet. Que la vida es menos emocionante desde que no están esperando constantemente una nueva cachetada y que ya las personas no entienden por qué siguen escuchando “I’m Gonna Be” en loop cuando van en su carro.

 tumblr_mfpb88ZVQb1qddt4do1_500

 

Entendemos que ya hayan perdido la fe en tener conversaciones telepáticas con sus amistades y que ya no den tantos ‘high-fives’ como solían hacerlo. Que los chistes sobre canadienses ya están viejos, y que ya la gente ahora dice legendario sin hacer una pausa.

 

Pero tienen que saber que esto es lo mejor. Esas personas que durante 9 años aprendimos a amar no eran buenas para nosotros. Por casi una década, Ted Mosby arruinó nuestras expectativas sobre las relaciones. Nos enseñó a creer en un único y verdadero gran amor, y en que todo es posible cuando se hace con grandes gestos románticos como robar instrumentos de colores y tener citas de dos minutos.

 

Lo acompañamos durante los mejores años de su vida solo para ver como cometía una estupidez tras otra, desde decir “te amo” demasiado temprano hasta robarse a una novia el día de su boda. Nos hizo creer que nunca hay que darse por vencido en el amor, porque platónico puede ser apenas “platonish”, y lo acompañamos a perseguir  a la misma mujer por tanto tiempo que ya ni recordamos cuánto fue.

 

Y honestamente, ¿Por qué perseguir a Robin tanto? Ella literalmente es la persona más indecisa del mundo: Quiero estar con Ted, amo a Ted, no quiero estar con Ted, odio a Ted, quiero a Barney, no lo quiero, lo amo, no lo amo. Ted estuvo mejor sin ella, y nosotros también estamos mejor sin Robin. Idealizamos por 9 años a una mujer que es incapaz de tener más de una amiga y que siente la necesidad de gritarle a la persona que más la ha admirado (lo sentimos, Patrice).

 

patrice

 

Aún si en algún momento creímos que queríamos a Lily, tenemos aceptar que también estamos mejor sin ella. Ella nos hizo perder el respeto por el valor de los secretos, y si nos enseñó algo fue cómo meternos en la vida de nuestros amigos y manipularlos a nuestro gusto. Lily no era el tipo de mujer que necesitábamos en nuestra vida.

 

Tampoco tenemos por qué extrañar a Marshall. Aunque en muchos momentos nos pareció adorable, estamos mejor sin un hombre que está dispuesto a manipular la vida de sus amigos con tal de ganar una apuesta de $5. Marshall fue tan malo que decidió torturar a Barney por siete años, todo para su entretenimiento. Aunque no lo viéramos en su momento, Marshall no nos convenía.

 

Y Barney. Hasta cierto punto, él se merecía la tortura de la que fue víctima. En 9 años, nunca fue completamente honesto con nosotros. Y aunque está claro que esta carta no puede ser lo suficientemente larga para describir todas las razones por las que nuestra vida es mejor ahora que él no está, una cosa es cierta: no deberíamos extrañarlo.

 slaps

 

No los necesitamos, nuestra vida probablemente esté mejor sin ellos. Y ya habrá otras sitcoms.

 

 ************************************************

Suena linda, la idea de poder odiar algo que por 9 años seguimos fielmente y aprendimos a amar. Pero como Barney y Ted se dieron cuenta en su momento, hacer estas cartas solo sirve para recordar todas las razones por las que la relación fue genial, y por las que no queremos que acabe.

 

Porque al final del día, aún tomando solo estas excusas para odiarlos, aún los rasgos más molestos de Ted, Lily, Marshall, Barney y Robin, son parte de las razones por las que los amamos. Porque estos 9 años no hubieran sido lo mismo si no hubiéramos querido matar a Ted más de una vez, el viaje no habría sido tan satisfactorio si Lily y Marshall no nos hubieran obligado a tomar partido en sus peleas. Si Barney y Robin no hubieran tardado tanto en aceptar su amor, no se nos hubieran escapado unas lágrimas cuando los vimos casarse.

 

Aún las cosas que odiamos, amamos odiarlas. Porque, en el fondo, todos tenemos un poco de los cinco. Y es por eso que es tan difícil decirles adiós hoy. Pero sabemos que la despedida será legend.. wait for it.

 

Comments

comments

Written By
More from badhairdays

16 razones por las que Cersei Lannister se merece lo peor

Por María Victoria Villena @mariavictoriavc Estamos de luto porque nuestra adicción de...
Read More

3 Comments

Comenta acá